La historia del teléfono y cómo cambió el mundo

Tigo Panamá | 20 de septiembre, 2020

La historia del teléfono y cómo cambió el mundo

Comparte

Era 1854 cuando el inventor italiano Antonio Meucci creó el prototipo del teléfono, llamado en ese momento teletrófono, para comunicar su oficina con el dormitorio de su esposa enferma, que se encontraba en el segundo nivel de su casa. 

Ese gesto de amor fue el primer paso para crear la telefonía como todos la conocemos, y los inicios de un invento que revolucionó el mundo. Hoy, en el día del operador de telefonía, te contamos la interesante historia de ese amigo inseparable que se ha vuelto el teléfono. 

Los primeros teléfonos

A diferencia de la portabilidad de los celulares, los primeros teléfonos eran fijos y necesitaban de una manivela para su funcionamiento. Además las llamadas se hacían a través de una operadora que comunicaba a los interlocutores. 

Con la llegada del disco rotatorio (donde se marcaban los números del 0 al 9) se dejó atrás la necesidad de una operadora para realizar llamadas; pero fue hasta 1884 que se lograron hacer llamadas a larga distancia, la primera fue entre los estados de New York y Boston, Estados Unidos. 

Aunque cinco años después llegaron los teléfonos públicos con moneda, fue hasta la invención de la radio que los teléfonos se encaminaron a lo que conocemos hoy.

Los celulares

En 1973 el ingeniero estadounidense Martin Cooper, conocido como el padre del teléfono móvil, hizo la primera llamada sin cables. Cooper se había inspirado en la radio de muñeca que usaba el detective de cómics Dick Tracy.

A diferencia de los compactos modelos que encontramos hoy en el mercado, el primer teléfono celular Medía unos 25 x 5 x 10 centímetros y pesaba más de un kilo. Su carga solo permitía hablar por 20 minutos.

“Antes del celular, cuando hacías una llamada telefónica, estabas llamando a un lugar; ahora, llamas a una persona, y ese es un cambio profundo”, relató Cooper en una entrevista para la BBC.

Como él mismo dijo, sabía que en el futuro cada persona tendría su propio celular; pero nunca imaginó que dejaría de ser solo un medio de comunicación para convertirse en el eje de la vida cotidiana. Y es que los teléfonos celulares se han ido apropiando de otros grandes inventos como la cámara fotográfica, de video, la computadora, la radio, y hasta las llaves, por mencionar algunas de sus múltiples funciones agregadas.

Importancia

De ser un invento curioso el teléfono se ha convertido en un aparato capaz de englobar por sí solo las telecomunicaciones. Acortó distancias, mejoró la comunicación y abrió nuevas posibilidades para conectar a las personas. Eso ha tenido impacto en distintas áreas de la sociedad moderna; como la globalización, el acceso y distribución del conocimiento. O trayéndolo a un ámbito más actual posibilitó realidades como el teletrabajo o las clases a distancia.  

Sin mencionar que ha mejorado y facilitado la realización de múltiples tareas diarias, ha permitido el acceso de ayuda en caso de emergencias e, inclusive, se han adaptado a personas con discapacidad para que se puedan comunicar de forma exitosa. 

También ha estrechado las relaciones entre personas, nos mantiene en constante contacto con familiares, amigos y otras personas de nuestro entorno, casi sin importar la ubicación de cada quien.

Si bien no forma parte de las necesidades básicas del hombre, el teléfono ha dejado de ser un lujo para convertirse en herramienta fundamental de la comunicación y el diario vivir. Aún hoy, con todos sus avances, es difícil conocer los límites a los que este invento puede llegar y su impacto en nuestras vidas a futuro.

Comparte

Comentarios