4 consejos para enamorar clientes Pymes

Tigo Panamá | 24 de marzo, 2022

4 consejos para enamorar clientes Pymes

Comparte

4 consejos para enamorar clientes Pymes es el recuento de acciones sencillas que puedes poner en práctica en tu emprendimiento. En un principio consiste en hacer un alto y observar desde la óptica del cliente tu negocio. Luego, te harás preguntas que al responder con honestidad y sin orgullo, te ayudarán a encontrar esas áreas de mejora que todo negocio tiene.

Antes de continuar, veamos algunas acciones y principios clave sobre el proceso de compra y venta. Primero, la venta está ligada a las emociones y a los sentidos. Por ende, para cada emprendimiento el objetivo más importante es conquistar las emociones del cliente.

Aun antes de vender, primero, hay que llegar a conocer qué emociones mueven a las personas para que compren tu producto.

Así, tenemos que, hay personas que compran cuando están felices, tristes o cuando se sienten solas. En otras ocasiones, detrás de una compra hay un deseo de premiar alguna acción. ¿Te parece conocida la frase lo merezco?

¿Qué papel juega tu producto en este laberinto de emociones? Pues bien, el producto cumple una función que puede ser de: recompensa, solución, necesidad o logro. Pero, antes de darle todo el mérito al producto, es necesario recordar que el objeto no lo es todo, es lo que hace. Asimismo, depende de la percepción y valoración que le dé el cliente a eso que hace el producto para que sea útil.

Por su parte, la compra es un acto que se apoya en justificaciones individuales o colectivas. En el caso de una persona al comprar, ella negocia en su mente con el gasto, es decir, la entrega de dinero a cambio de un valor percibido. Es por ello, que antes de comprar muchos cotizan, comparan y en el momento de decidir ¿qué emoción prevalece? Veamos…

Imagen: Pixabay

4 consejos para enamorar clientes Pymes

Al principio, se describe a la venta como un proceso de emociones, sensaciones y percepciones. A su vez, las acciones que se den durante el tiempo que dure ese proceso son importantes. Por ello, todo estímulo que utilice el emprendedor para llegar al cliente hay que valorarlo.

Antes de llegar a los 4 consejos para enamorar a clientes Pymes, se requiere un paso más. Hay que usar los datos, hay que analizar y es preciso, abrir la mente a nuevas maneras de hacer aquello en lo que eres bueno.

Casi siempre, quien emprende lo hace convencido de que su idea es una gran oportunidad para hacer negocio. Siempre, hay alguien que conoce el producto que vende y se enamora de él, tanto que olvida escuchar a su audiencia.

Realmente, el conocimiento de tu producto lo tiene el usuario. Sencillamente, porque son ellos los que experimentan y encuentran funcionalidades que se adaptan a sus estilos de vida. Por esto, es tan necesario escuchar, observar y hacer ajustes a las comunicaciones en función de lo que el usuario le da valor. Sí, la manera como usa tu producto, es una brújula para encontrar el camino más directo para la venta masiva.

¡Es por todos conocido que, a lo más obvio, es precisamente, a lo que menos atención se le presta!

Enamorar clientes en serio

Tal y como sucede en una relación romántica, hay dos partes involucradas. Casi siempre, una de las partes pone mayor interés y se preocupa por hacer sentir bien a la otra. En efecto, es el emprendedor quien va a hacer todo lo que esté a su alcance para llamar la atención de su cliente.

Recuerda que al igual que sucede en el mundo real, hay muchas opciones ¿por qué escogerá tu emprendimiento entre esas opciones? Haz el trabajo, anota las razones por las que un cliente te prefiere. ¿Qué hace a tu emprendimiento único u original? Puede ser, la confianza que transmite tu negocio. O quizás, la manera cómo empacas los pedidos, la comunicación en redes sociales, las opciones de productos, rapidez en las entregas a domicilio. O simplemente, una mezcla de todas las anteriores.

Tal vez, no les hayas prestado atención a los detalles pero, aún estás a tiempo de hacerlo. Ante todo, necesitas observar al cliente. Y con los hallazgos de esa observación te corresponde, trabajar en crear un vínculo emocional, más emocional que racional.

Ten presente que, la razón, en muchas ocasiones, no es tu aliada para cerrar ventas. En cambio, las emociones se ponen de tu lado, te ayudan a vender.

Imagen: Pixabay

Trabaja en las percepciones

¿Cómo perciben tu emprendimiento? Hay un dicho popular que dice: «percepción es realidad», nada más cierto en el caso de la venta. Por ejemplo, puedes emprender desde un depósito sin muchas comodidades pero, sí en redes muestras fotografías de calidad y con buen gusto, el cliente sentirá que tienes un local. He allí un detalle, invertir en la presentación de tu producto, tomar tiempo para hacer las fotografías que promocionan lo que vendes.

Si aún no lo has detectado, las percepciones se transforman en un disparador de emociones. Por lo tanto, hay que identificar qué percibe el cliente de lo que ofreces.

Así como te perciben te tratan, es decir que, si deseas entrar a un nicho de mercado especial, tu emprendimiento debe actuar, proyectarse como le es agradable a ese grupo de personas.

Otro ejemplo, si vendes ropa deportiva para mujeres, es recomendable mostrar el producto en uso. Por ello, es que el uso de video es tan popular en redes sociales.

¿Has escuchado decir que las mujeres compran para quitarse el estrés? ¿Alguna vez has sentido el olor del pan recién horneado y automáticamente fuiste a comprar? ¡Exacto! Hay sentidos alerta, emociones y reacciones involucradas en ese proceso de ofrecer, vender y comprar.

¿Ya leíste 5 ideas para visibilizar tu Pyme? No dejes de hacerlo ¡son sencillas y muy útiles! Y luego que leas, comparte los 4 consejos para enamorar a los consumidores Pymes con otros emprendedores.

¡Aquí están los 4 consejos para enamorar a los clientes Pymes!

Piensa en el usuario y en el proceso de compras:

Ya mencionamos que las sensaciones y percepciones ayudan a convencer al cliente de que está haciendo lo correcto al comprar. Por eso, hay que preocuparse porque todo ese «customer journey» desde que observa por primera vez un anuncio de tu emprendimiento hasta que recibe el producto esté lleno de «sensaciones positivas». Entonces, no hay lugar para groserías, malos tratos y mucho menos para dejar sin respuestas las consultas en el sitio web o en redes sociales.

De hecho, el mejor consejo es revisar uno a uno, cada paso de tu proceso de comunicación ¿Qué dices y cómo lo dices? ¿A quién te diriges? ¿Te dices lo que quieres escuchar o lo que tu cliente desea oír?

Para cerrar este punto, es momento de hacer mejor el proceso, involucrar a todo el equipo y verás cómo los clientes se van enamorando de tu emprendimiento.

Soluciona los problemas del usuario con tu producto:

Antes de dar respuestas u ofrecer productos, hay que encontrar los problemas que podrían solucionar esos productos. En otras palabras, identificar el problema y dar la solución. Ahora bien, esa solución debe ser clara y sutil. No se vale decir «te soluciono este problema». Allí está el truco, que sea el cliente quien crea haber encontrado la solución a ese problema o necesidad comprando el producto que tu emprendimiento vende.

Veamos algunos ejemplos: Una piscina inflable es útil para días calurosos, también para aquellos que no pueden costear una piscina fija. O para los que deseen llevarla a sus paseos. En palabras sencillas, ese objeto de plástico que requiere ser inflado permite al usuario refrescarse, disfrutar del agua cuándo y dónde lo desee. Si había un problema la piscina le dio solución y con ello, emociones positivas.

¿Con qué emociones se relaciona una piscina en verano? En efecto, con rostros felices y gente disfrutando. Jamás vemos a personas enojadas o tristes en un domingo de piscina.

Por otro lado, siempre recuerda averiguar el origen del problema que vas a resolver e igualmente, detectar las expectativas que tiene el cliente al comprar el producto.

Imagen: Pixabay

Conecta la comunicación de tu producto con emociones:

Ya lo mencionamos al inicio, pero, no lo dejes pasar, entre más emocional sea tu comunicación mejor llega a la mente del cliente. Por eso, los expertos dicen que apuntes al corazón, no le vendas a la mente. Mientras, vas mejorando tus habilidades para comunicar con tu emprendimiento pon en práctica lo siguiente:

  • Opta por fotografías de productos en uso y siempre, en escenarios reales y creíbles.
  • Asegura que tus mensajes sean sencillos y claros con toda la información necesaria para el cliente.
  • Siempre utiliza palabras amigables, tal cual le hablas a alguien que te importa.
  • Diseña procesos de consulta, compra-venta y entrega muy sencillos. Nada complicado enamora a un cliente, por el contrario, lo aleja.
  • Selecciona tu inventario pensando en los gustos de la clientela a la que te diriges, recuerda que los productos han de gustarle a otras personas, no a ti.
  • Agradece cada contacto y sin dudarlo, cada compra. Hazlo un hábito.

«Cada mensaje ha de ilusionar, emocionar, estimular, generar deseo y por supuesto, vender.»

Trabaja en los detalles que tu competencia no toma en cuenta:

Seguro lo has escuchado muchas veces, los detalles cuentan. Por esta razón, es útil encontrar detalles que hacen la diferencia. En algunas ocasiones, solo son simples elementos los que marcan la diferencia. Tal es el caso de emprendimientos que se preocupan mucho por el empacado del producto ¿Por qué? porque si el cliente recibe un producto en mal estado, tenlo por seguro que su percepción será negativa. Y, te costará esfuerzos extras contentarlo y convencerlo de seguir comprando lo que vendes.

Entre otros detalles a revisar están: conectividad, rapidez en las respuestas, logística, servicio de entrega a domicilio y opciones y formas de pago.

Por su parte, los detalles le indican al cliente que detrás de ese emprendimiento hay personas que se involucran, personas a las que les importa. Recuerda que al recibir una compra debe ser una experiencia única.

Involucra los sentidos humanos en tu servicio al cliente

Cada usuario desea ser tratado como si fuera el único cliente. Por eso, nadie mejor que tú para aprovechar la cercanía de tu pequeño negocio y hacerlo llegar a esos usuarios. Gánate la confianza del cliente con hechos, mejora tu servicio al cliente. Nada como la venta emocional para enamorar a los clientes. Así que empieza por vender emociones, vende confianza antes de vender productos.

En fin, el servicio al cliente no es solo un proceso, el servicio al cliente es una actitud o tratas bien o no lo haces. Lo cierto es que se puede aprender, pero nada, nada fingido conecta ni enamora a los clientes. Por tanto, te corresponde trabajar en mejorar esa actitud y hacerte apto para brindar el mejor servicio al cliente.

Enamorar clientes Pymes es tú oportunidad de negocios

¿Qué te parecieron los consejos? Tal vez, ya pongas en práctica alguno de ellos y eso es excelente. En la medida que vas fortaleciendo tu emprendimiento integra otras tácticas. Tal cual se enamora a una persona, el emprendimiento debe ser capaz de ofrecer la mejor cara en todo momento.

Al final, enamorar a clientes Pymes es un asunto que involucra paciencia, constancia, disciplina y empatía. ¡No dudamos que tú puedas hacerlo! Desde ya, anímate a conquistar a tus clientes.

Comparte

Comentarios