Big Data mejora la gestión sanitaria

Tigo Panamá | 4 de diciembre, 2020

Big Data mejora la gestión sanitaria

Comparte

Con la aceleración tecnológica del 2020 se pone de manifiesto que Big Data mejora la gestión sanitaria. ¿Cómo se está logrando? ¿Cuánta importancia tiene para usted y su familia?

“La salud lo es todo”, es una frase que muy probablemente, haya dicho o repetido durante el último año. Precisamente, la pandemia que el mundo enfrenta, propicia la valoración de lo que antes se daba por hecho. De igual forma, la crisis sigue acelerando la transformación de sociedades, sus sistemas públicos y privados. Es así, como usando tecnología e innovación se trabaja en modelos que combinan saberes y resultan en nuevos productos digitales.

Pocas veces, se tiene tiempo para reflexionar sobre la manera en que los datos contribuyen a mejorar los servicios de salud. A menos, que usted sea un profesional de alguna de las especialidades involucradas pasa desapercibido.

Veamos, cómo la visualización de datos de salud disponibles en una población ayuda a relacionar casos y a mejorar la gestión de los recursos sanitarios.

Primero, observe los análisis de datos de salud y su uso para predecir necesidades y optimizar la atención hospitalaria durante la pandemia. ¿Qué se ha hecho en los países de América Latina? ¿Se han cruzado datos de forma óptima?

Ciertamente, pocos países tienen su población clasificada en temas de salud, patologías crónicas y solo algunos cuentan con soluciones de Big Data implementado. Por ende, es difícil la toma de decisiones proactivas. Igualmente, sucedió con la predicción, el manejo inicial, las estimaciones del gasto sanitario y el impacto económico. De hecho, se reaccionó, sin capacidad para adelantarse al suceso, los servicios médicos colapsaron.

Big Data mejora la gestión sanitaria ¿Cómo lo hace?

Al mismo tiempo que avanzan las investigaciones y descubrimientos médicos gestionar macrodatos se estandariza. Evidentemente, se requieren inversiones en tecnología y apertura al cambio por parte del personal sanitario.

En temas de salud tanto pública como privada utilizar Big Data ayuda a:

  1. Facilitar la gestión del día a día de los hospitales. (Expedientes, medicación, exámenes, diagnósticos, coordinación entre áreas, etc.)
  2. Segmentación de pacientes crónicos en regiones. (salud pública)
  3. Predicción de necesidades de equipos e insumos según temporada. (Gripes estacionales, requerimientos especiales ante eventos masivos, etc.)
  4. Identificar brotes de enfermedades.
  5. Intercambio de conocimiento con expertos de otras latitudes.
  6. Soporte a servicios de investigación y diagnósticos vía telemedicina.

Por otra parte, con tan solo tener la población vulnerable clasificada es posible tomar decisiones proactivas. Sin embargo, sabemos que gran parte de la atención médica es reactiva.

 ¿Imagine la posibilidad de predecir reingresos hospitalarios y tomar medidas para disminuirlos? En tanto, sería posible prever la incidencia de patologías crónicas. Seguidamente, atender esos casos de manera preventiva.

Dispositivos inteligentes y Big Data médica

Los accesorios, los dispositivos inteligentes y smartphones recopilan datos reales que son más valiosos que muchos estudios médicos realizados ¿por qué? Porque almacenan información del paciente, en tiempo real, modificable según el estado de ánimo.

Además, los dispositivos inteligentes rastrean datos reales del paciente: ritmo cardíaco, quema de energía, actividad física, entre otros. ¿Cómo ayudan? Porque, al correlacionar su actividad, datos históricos de la enfermedad del paciente y su estilo de vida se personaliza el hallazgo. Tanto así, que los datos que se recopilan permiten al médico diagnosticar más rápido y con mayor precisión.

Es un hecho, implementar un sistema sólido e inteligente de Big Data, con personal capacitado, trae de vuelta una reducción económica significativa.

A pesar de que existen numerosas fuentes de datos gran parte no están actualizadas. Por consiguiente, las fuentes heterogéneas que proveen información relacionada con los pacientes es subutilizada. Al mismo tiempo, las organizaciones que estudian las enfermedades y los centros médicos no cruzan data.

También, hay que recalcar que la velocidad para realizar consultas y analizar aumenta con un sistema de datos e inteligencia artificial.

Real World Data ¿Qué es?

Conocida por sus siglas RWD se recopila en entornos médicos del mundo real. En esencia, son datos sobre salud de historias clínicas electrónicas, dispositivos de telemedicina, pruebas clínicas, e incluso de wearables. Por esta razón, los datos del mundo real (RWD) incluyen reportes relacionados con la salud y recopilados en entornos médicos del mundo físico.

En consecuencia, datos provenientes de varias fuentes se recopilan, anonimizan y almacenan. Luego, se analizan en conjunto con datos similares. Big Data con RWD se usa para generar nuevos conocimientos sobre medicamentos, ensayos clínicos, investigaciones, casos reales y más.

Asimismo, al utilizar RWD/Big Data se recopila y almacena de una variedad de fuentes que permiten mejorar la capacidad de análisis, fuentes tales como:

  • Registros médicos electrónicos.
  • Registros de salud electrónicos.
  • Bases de datos de reclamaciones.
  • Encuestas de salud.
  • Registros de pacientes.
  • Aplicaciones de salud y dispositivos móviles que hagan búsquedas del tema.
  • Medios de comunicación social

Por ello, es necesario realizar análisis de macrodatos del mundo real, la información obtenida es útil para:

  • Profesionales de la salud y escuelas de medicina.
  • Aseguradoras con planes médicos y de hospitalización.
  • Universidades y centros de investigación.
  • Incubadoras de proyectos de tecnología médica.
  • Empresas proveedoras y de logística de productos farmacéuticos.
  • Farmacéuticas, farmacias y comercializadoras
  • Pacientes crónicos buscando opciones de tratamientos médicos.

Big Data mejora la gestión, responde las preguntas

Durante años, la mayoría de las investigaciones y descubrimientos médicos se fundamentan en la recopilación y el análisis de datos históricos. ¡Sí, está claro, usted lo dedujo! Son reactivos, se basan en el pasado y eso toma más tiempo.

Justamente, la investigación médica se pregunta ¿Quién se enferma? ¿Cómo se enferma? y ¿Por qué se enferma? Darle respuestas es el objetivo.

«Big Data: un cambio de juego en la atención médica»

-Bernard Marr

Por ejemplo, Kaiser Permanent ha creado un programa llamado HealthConnect que unifica los registros médicos en un solo sistema, su programa de macrodatos ya acumula una reducción de $ 1 mil millones en costos en todo el sistema. ¿Justifica la inversión en Big Data? Sin lugar a dudas, la justifica.

No obstante, se cuida el manejo de los datos, porque nadie quiere poner en riesgo la privacidad y seguridad de los pacientes.

Big Data mejora la gestión sanitaria, en consecuencia, utilizarla es la opción más certera.

Evidentemente, hay que tratarlos datos e información con ética. Del mismo modo capacitar, formar a quien se ocupe de analizarlos con herramientas.

Si usted tiene responsabilidades en el sector salud y desea conocer más sobre Big Data, puede leer los artículos anteriores de este blog que tratan la temática.

Finalmente, queda de manifiesto que el mundo cuenta con una herramienta poderosa para gestionar datos de salud. ¡Big Data mejora la gestión sanitaria!

Comparte

Comentarios