Big Data para los recursos hídricos

Tigo Panamá | 22 de marzo, 2021

Big Data para los recursos hídricos

Comparte

La gestión de Big Data para los recursos hídricos es poco conocida, lo confirmamos con un reducido grupo de países que la está aplicando. Así tenemos que entre las variadas aplicaciones de gestión de datos se promueve muy poco su uso para cuidar el agua.

¡Ironías! Los datos existen, pero aún se necesitan sistemas de información para el monitoreo de los recursos hídricos, su análisis y toma de decisiones. ¿Qué hacer con el agua? ¿cómo proveer de agua a los que no la tienen? ¿cuál es el uso más adecuado a las fuentes de agua? ¿cuáles son los depósitos de agua más importantes?

En efecto, océanos, lagos, ríos, lagunas y arroyos; todos los depósitos de agua son necesarios para nuestra subsistencia. Sin dudas, los datos ayudan en los pronósticos y alertas hidrometeorológicas. A su vez, son recursos que van disminuyendo por el mal uso que el hombre les ha dado.

Es un hecho, el mundo se enfrenta a una inminente escasez de agua y a la desigualdad en su distribución, uso y consumo. Por un lado, hay quienes la desperdician y por el otro, están los que no pueden acceder a ella. Situación que se acentúa con el cambio climático y la crisis sanitaria del 2020. Es por ello, que se requiere aplicar la gestión de Big Data para los recursos hídricos.

«La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial.«

– Banco Mundial

En este artículo se hará un recuento de las estrategias utilizadas para administrar el agua desde la perspectiva de la tecnología. E igualmente, se revisarán ejemplos de usos de Big Data en su administración.  Para concluir, analizaremos el caso de Panamá y el papel del agua en su economía y otros usos de interés.

Recursos hídricos y gestión de datos

En primer lugar, con el análisis de datos se observan patrones y tendencias. Nos referimos a lo que se repite; hechos, situaciones y preferencias que son relevantes para la toma de decisiones. Por ejemplo, poblaciones y sus costumbres de consumo del agua o en los patrones de distribución de agua en las comunidades.

Tal cual, indica el Banco Mundial, en países como Panamá, con una gran cantidad de fuentes de agua, existen comunidades cercanas a la capital que carecen de agua, mientras en otros lugares se pierden millones de litros de agua en tuberías rotas o fugas. Así como, en ocasiones es necesario abrir compuertas de hidroeléctricas por el exceso de lluvias. Por otro lado, en la temporada seca es necesario el suministro de agua para la agricultura, la ganadería y otras actividades. ¿Qué aportarían los datos para evitar estos extremos?

Big Data para los recursos hídricos

Con datos, se comprende mejor al clima y al agua; se pueden predecir sucesos. Es posible, tomar acciones antes de que sea tarde. Asimismo, gestionando datos se identifican zonas vulnerables y se determina el grado de problemas de la comunidad.

Así como el agua afecta a personas en particular, lo hace con la economía de los países. Según un estudio de la Comisión Europea un aumento del 1% en zonas afectadas por la sequía puede frenar el crecimiento del PIB de un país un 2,7% al año. Es decir, sin agua se deja de crecer como nación.

Por otra parte, ese mismo estudio indica que un aumento del 1% en zonas afectadas por lluvias extremas, puede reducir el crecimiento del PIB un 1.8%. Así es, ni mucha ni poca agua, es necesario encontrar un equilibrio.

Mientras el cambio climático afecta la distribución y frecuencia de las lluvias los países intentan cumplir con el Acuerdo de París sobre el clima. Sobre todo, lo referente a las medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. En este contexto, Big Data se considera una herramienta clave para el tratamiento y gestión del agua. También, se utiliza para controlar el consumo residencial y en los negocios.

No cabe duda, es necesario recoger datos hídricos y analizarlos, solo así se toman decisiones cientificas, sustentadas con hechos.

Soluciones de Big Data y recursos hídricos

En cada país, se dispone de grandes cantidades de datos, entre ellos; horarios de distribución, infraestructura, usos, datos de usuarios y consumo, falta que se almacene, procese y analice bien.

Con Big Data se llega a acceder a millones de datos de todo tipo desde cualquier ubicación, hecho que facilita a los cientificos de datos su manejo.

En el caso particular de los recursos hídricos se utiliza Big Data para:

  1. Interpretar la realidad y anticiparse a crisis de agua.
  2. Recoger datos de los sensores de las redes.
  3. Para la interpretación de lecturas de datos de consumo.
  4. Adaptar la producción a la demanda.
  5. Predecir precipitaciones y actuar en consecuencia.

Las soluciones inteligentes proceden de la cantidad de datos que se poseen, en realidad con datos se procura ser preventivos, predictivos y proactivos. Tal es el caso de la empresa Waternology Smart que se especializa en soluciones inteligentes para la gestión integral del ciclo del agua utilizando sistemas que aprenden basándose en datos. Asimismo, con datos obtienen insgiths que transforman en una eficiente y rápida toma de decisiones. Además, sus cuatro ejes de gestión son la ciberseguridad, la transparencia, la innovación y la sostenibilidad. Indispensables para un mundo en plena transformación.

Otro ejemplo interesante es el caso de Qatar, considerado uno de los países con mayor estrés hídrico del mundo. Por ello, junto con la NASA, están estudiando las masas de agua subterráneas en zonas áridas y el posible efecto del cambio climático sobre ellas en el futuro. Utilizando un satélite provisto de un radar (OASIS, Orbiting Arid Subsurfaces and Ice Sheet Sounder) destinado a recoger datos para estudiar el agua en el subsuelo y la evolución de los desiertos en la Tierra.

El agua en la economía de Panamá

En el caso de Panamá existen retos vinculados a la eficiencia en el uso del agua que se dan como consecuencia del cambio climático, el aumento de la población urbana y el uso.

Panamá tiene un alto consumo de agua potable, existe inequidad en el acceso y con la crisis sanitaria se ha hecho más notable. Segun el informe del Banco Interamericano de Desarrollo» se está llegando a un punto de saturación en el uso del Canal, dados los recursos hídricos de que dispone, se verá afectado. Además, por la acentuación de los fenómenos climáticos adversos se acrecenta la crisis. Ello hace más importante, si cabe, mejorar la eficiencia en el uso del agua de la Cuenca del Canal». ‘

Utilizar Big Data para la gestión de los recursos hídricos es una opción que se debe considerar en la región. Poco a poco, los países van tomando conciencia de que los datos les permitirán tomar mejores decisiones.

Comparte

Comentarios