Importancia de las clases virtuales

Tigo Panamá | 2 de marzo, 2022

Importancia de las clases virtuales

Comparte

Desde la óptica de la transformación digital la importancia de las clases virtuales no se pone en duda. Por el contrario, se destacan los beneficios y sus aportes a la sociedad. Es más, es una modalidad que permite que el proceso de aprendizaje siga su curso a pesar de las distancias físicas.

Si bien es cierto, las clases virtuales tienen condiciones particulares para que cumplan con sus objetivos. También, es una realidad que gran parte de los estudiantes han compartido. Por cierto, desde que se establecieron las medidas de distanciamiento social en casi todo el mundo, la alternativa de las aulas virtuales fue la respuesta inmediata para no detener el sistema educativo mundial.

Por ello, en muchos países se establecieron políticas y ayudas para que los estudiantes de niveles básicos puedan acceder a una conexión. Entre ellas, acceso gratuito a la red educativa oficial o tarjetas para conectarse en horarios y a sitios educativos. Cada medida, contribuye a la visión de no dejar a ningún estudiante atrás.

Ahora bien ¿cuál es la importancia de las clases virtuales en la actualidad? Desde la presencialidad se espera que el estudiante cumpla con sus asignaciones y preste atención a las clases. Por su lado desde la virtualidad, el estudiante tiene la responsabilidad de investigar y aprender a utilizar las plataformas y los programas para sacar mayor provecho de los contenidos educativos.

Se podría decir que las clases virtuales sirven de puente para aquellos que no pueden asistir a un aula física, pero hacen mucho más. Tanto las aulas físicas como las virtuales proponen el fortalecimiento de habilidades.

Asimismo, involucran nuevos aprendizajes y conocimientos, tales como ciberseguridad y protección en la red. E igualmente, permiten que la educación haga uso de los avances tecnológicos para llegar a más personas.

Importancia de las clases virtuales

A partir de este punto, el artículo busca encontrar las razones que validan la importancia de las clases virtuales. Sobre todo, ahora que gran parte de los estudiantes se preparan para regresar a clases presenciales. ¿Qué es mejor lo virtual o lo presencial? Como sucede en todos los casos, la respuesta depende de la situación.

Por ejemplo, para un docente con poco conocimiento de herramientas tecnológicas las clases virtuales suponen un problema. En palabras simples lo sacan de su área cómoda y le obligan a aprender a utilizar nuevos programas. A su vez, tienen que comprender la dinámica para adaptar la información a una nueva realidad no física, intangible y con nuevas reglas.

«Necesitamos la tecnología en todas las aulas y en las manos de todos los estudiantes y profesores porque es el lápiz y el papel de nuestro tiempo, y es el prisma a través del cual vemos gran parte de nuestro mundo».

-Davida warlick

En el caso de los estudiantes, iniciando por la misma red tienen ante sí el reto de concentrarse en un ambiente lleno de elementos distractores. Porque la tentación de acceder a redes sociales, enviar o responder un mensaje está allí latente mientras tratan de comprender una lección o aprender matemáticas.

Pese a esta realidad la importancia de las clases virtuales queda demostrada con la experiencia vivida del 2020 a 2022. Durante dos años, fueron muchos los que demostraron que aprender no es un tema excluyente cuando se opta por hacerlo en línea. De hecho, hubo una adaptación a la realidad del entorno laboral en el que la gran mayoría de los procesos se hacen desde un ordenador.

¿Qué hay de los no conectados?

Sin dudas, la brecha digital existente se ve más clara al analizar la educación y las grandes ventajas que tendrían comunidades lejanas con tan solo contar con acceso a la red. ¿Se imagina la oportunidad que representa para los maestros rurales y sus estudiantes? No hay que pensarlo mucho, un abanico de opciones entre ellas, educación y aprendizaje. Y con esta realidad, poco a poco, mejores días para esas comunidades.

Ante todo, a mayor conectividad en un país, mayores oportunidades de conocimiento y aprendizaje para sus ciudadanos. Por tanto, esos esfuerzos por conectar regiones apartadas no son solo de tipo económico, son un compromiso social, que comparten empresas de telecomunicaciones con gobiernos.

Cada punto de conectividad en un pueblo remoto es una esperanza de más oportunidad para acceder a educación he allí la importancia de las clases virtuales.

“El futuro de la educación estará profundamente signado por la tecnología de la información venidera. Pero más aún, por cómo los educadores y estudiantes utilizan las TIC para el aprendizaje continuo.”

Stanley Williams – Future of Education: Technology + Teachers
Imagen: Pixabay

¿Virtual o presencial cuál escoger?

Quizás, sea necesario aclarar que en educación lo virtual y físico se complementan, es así como surgen los modelos que combinan ambos mundos. Por ello, en la medida que se integren esos conocimientos básicos del proceso enseñanza-aprendizaje con las ventajas del aula no física se superan barreras. Como, por ejemplo, cierre de escuelas por mal clima, por amenazas de seguridad y otros.

Lo cierto es que estar preparados para situaciones y variables incontrolables es una ventaja. De igual forma, los estudiantes ya acostumbrados a un sistema de colaboración en la red, no tienen mayores problemas de adaptación. Piense por un momento, los juegos en línea, las redes sociales, las comunidades virtuales son parte del día a día de un adolescente promedio que tiene acceso a la red. Por su parte, el adulto que trabaja y decide estudiar una carrera de forma virtual, tiene una alternativa valiosa que le ahorra tiempo en desplazamientos para asistir a clases presenciales.

Todo indica que escoger entre una y otra opción, será siempre una decisión personal, pero si de algo hay que estar seguros es que el aprendizaje se da siempre que el estudiante así lo quiera.

Aunque las clases presenciales no dejarán de existir, con el tiempo irán tomando lo mejor de las aulas virtuales para que sus contenidos educativos sean más atractivos para los estudiantes.

Para finalizar, la comunicación de dos vías, la búsqueda del conocimiento y el aprendizaje dirigido se ven beneficiados por las clases virtuales. ¡No compiten, se complementan!

Comparte

Comentarios