Innovación y digitalización en el sector energético

Tigo Panamá | 26 de agosto, 2021

Innovación y digitalización en el sector energético

Comparte

Si existe un tema al que prestarle atención es el de la innovación y digitalización en el sector energético. ¿Por qué? Entre otras razones, porque sin energía gran parte de las actividades económicas se paralizan. Asimismo, con el aumento de operaciones que requieren acceso a la red, se cada vez más necesario el usar electricidad y la demanda sigue en aumento.

Un dato importante es que, según la Agencia Internacional de Energía el mundo necesitará casi un 60% más de energía en el 2030 respecto al 2020. En palabras sencillas, la demanda energética para luz, electricidad y transporte sigue aumentado muy rápido. Por esta razón, los gobiernos y las industrias buscan alternativas viables para hacer frente a la demanda en crecimiento.

Cabe destacar que, detener el crecimiento no es posible porque la demanda incrementa en la medida que crece la población mundial, así como con el aumento de los salarios. Porque las personas con mayor salario compran más aparatos eléctricos y consumen más energía por períodos de tiempo más largos.

Por ello, organismos internacionales están motivando a los países a invertir en innovación y digitalización para encontrar soluciones creativas de bajo costo. Pero sobre todo, promueven incluir a mujeres en los proyectos, toda vez, que son las mujeres parte importante en el ahorro de los bienes del hogar.

Así también, se busca integrar en los proyectos a las naciones que tienen grandes poblaciones sin acceso a luz eléctrica ni agua potable. Nos referimos tanto a naciones pobres con poblaciones que no consumen energía eléctrica como a otras naciones con una gran inequidad.

«El petróleo, el gas y el carbón siguen generando el 75% de la demanda mundial de energía.»

Ideas innovadoras para afrontar la crisis energética

Primero, gran parte de las ideas innovadoras povienen de mentes que buscan solucionar de forma simple, los grandes problemas de la energía. Sobre todo, el consumo irresponsable, reduciendo los efectos adversos al medio ambiente. Lo cierto es qué innovar en el sector energético no tiene que ser tan costoso. Pero, se hace necesario incluir en cada proyecto variables de costos para que los productos lleguen a las poblaciones menos privilegiadas.

Mientras, los avances tecnológicos y la reducción de costos de digitalización son notables, también, siguen aumentando los dispositivos que se conectan entre sí. Esta realidad, trae nuevas formas de consumo que es necesario medir y analizar. Solo así es posible buscar soluciones realistas.

Por otra parte, algunas de las principales transformaciones digitales provienen del análisis de datos históricos de consumo energético. Un ejemplo, es el diseño de sistemas de monitoreo de consumo eléctrico en tiempo real. En este caso en particular, los analistas se dieron cuenta que el procesamiento de datos de consumo centralizado era más barato que hacerlo de forma independiente. Es así como en ciudades inteligentes el análisis de datos es vital para que la ciudad funcione.

También, se observa una tendencia mantenida a combinar tecnología y digitalización lo que permite elegir energías renovables- Ya es notable la aceptación de coches eléctricos, baterías elétricas, reactores nucleares y más usos a la energía proveniente del agua.

Según indica el Blog de iadb.org «Son bien conocidas las opciones tecnológicas para incorporar medidas de eficiencia energética en edificios de oficinas. Por ejemplo, mediante la sustitución de equipos de altos consumo por tecnologías eficientes de iluminación y de aire acondicionado». Todo lo anterior, son ideas que conjugan innovación y en parte digitalización para hacerlas realidad.

Innovación y digitalización en el sector energético
Image: Pixabay

Innovación y digitalización en el sector energético

Siempre que se menciona la digitalización se piensa en oportunidades para transformar y ser más eficientes. En el caso del sector energético con solo integrar tecnologías como Big Data, inteligencia artificial o iniciativas digitales cambian los procesos. Se hacen más sencillos, menos largos y se adaptan a un nuevo tipo de cliente que está usando dispositivos móviles. Igualmente, ese cliente, demanda servicios más ágiles y fáciles, porque su experiencia con la red y las aplicaciones le ha enseñado que todo debe ser simple, de pocos toques a una pantalla.

Innovación y digitalización en el sector energético es un objetivo realista, acorde a la situación mundial. Y aunque tomará años ver los resultados, por su parte, tecnologías y macrodatos permitirán que se analice e interpreten datos de los usuarios, permitiendo un modelo más proactivo a la hora de ofrecer servicios de energía. Así también, será posible adaptar los servicios a esos productos interconectados que usan Internet de las cosas. Imagine tener control de su consumo en tiempo real en su móvil y tomar acciones al respecto. Bueno, ya se trabaja en esos modelos.

¡Noticias que dan esperanza!

Pero no todo es negativo en materia de consumo ¿sabía que durante los meses de confinamiento la demanda energética mundial disminuyó? En un debate organizado por el Centro de Política Energética Mundial de la Universidad de Columbia dieron las cifras: «las emisiones mundiales de CO2 disminuyeron en un 6%, algo que solo es comparable con datos de la época de la Segunda Guerra Mundial. ¿Será posible disminuirlas nuevamente? Dependerá del interés y el bien común.

A medida que va conociendo más sobre el tema, es recomendable revisar fuentes confiables que hablen acerca de innovación y digitalización. Por ejemplo, el artículo de este blog inteligencia artificial y eficiencia energética cita a conocedores del tema. A su vez, el sector energético tiene un impacto decisivo en el medioambiente, tema que le sugerimos seguir leyendo en el artículo «Reducir el cambio climático con IA» así como, en Inteligencia artificial cuidando el medio ambiente.

Finalmente, recuerde que las iniciativas digitales tienen un gran potencial para contribuir al crecimiento del sector energético, lo que hoy vemos es solo el inicio.

Comparte

Comentarios