Inteligencia Artificial y consumo de agua

Tigo Panamá | 22 de marzo, 2022

Inteligencia Artificial y consumo de agua

Comparte

Hace años se investiga y trabaja en inteligencia artificial y consumo de agua. Gracias a ello, se han detectado fuentes de aguas subterráneas en África. También, se construyen plantas para suministro adecuado en comunidades sin acceso a agua potable.

Desde que se utilizan herramientas de almacenamiento y análisis de datos en la industria se han dado cambios positivos. Pero, aún hace falta encontrar alternativas de solución a la inminente crisis de agua. De hecho, con inteligencia artificial es posible predecir carencias y mejorar el suministro. A su vez, se puede mejorar en temas de distribución de agua.

Muchos repiten que el agua es vida, pocos toman en serio el papel que juega el agua para la existencia humana. Aunque los días mundiales sirven para hacer un alto y visibilizar el problema, en el caso del agua hay que ir más allá. Quizás, la humanidad está distraída mientras que el consumo de agua sigue siendo un problema de dimensiones mundiales.

En la actualidad, los datos dan cuenta de un gran problema que aquellos que tienen agua en sus hogares ignoran:
Hay 850 millones de personas que no tienen acceso a servicios básicos de abastecimiento de agua. En el mismo orden, hay 2.100 millones de personas que no tienen a su alcance servicios de agua potable gestionados de manera segura. En otras palabras, consumen agua que pudiese estar, en la mayoría de los casos contaminada. Según la ONU AGUA, el dato más crítico de todos son los 3.000 millones de personas sin infraestructuras básicas para lavarse las manos.

A medida que la demanda de agua aumenta y si su consumo no se controla para el 2050 la mitad de la población mundial sufrirá escasez de agua.

¿Por qué es tan importante el consumo del agua?

En el mundo y con respecto al año 2000 se espera que la demanda del agua crezca en 55%. Según la OCDE, esta proyección podría ser aún mayor para el 2050. A estas cifras y según el Banco Mundial, hay que añadirle que en algunas regiones del planeta el suministro de agua tiene un costo del 6% del PIB.

La realidad es que el agua es un bien preciado, necesario y sin ella, las personas se ven obligadas a migrar. Asimismo, la posesión de agua en territorios puede ser motivo de conflictos. En efecto, en lugar de unirse para obtener soluciones se dan problemas sociales de impacto regional.

Es triste aceptar que más del 80% de las aguas residuales que resultan de las actividades humanas se vierten en los ríos o el mar. Sin que tengan ningún tratamiento, cifras muy grandes de contaminación. Por ello, los proyectos de saneamiento de aguas, aunque costosos son necesarios.

¿Sabía que estamos en el Decenio «Agua para el Desarrollo Sostenible», 2018-2028? En cuanto al agua tenemos a bien compartir un artículo interesante: «Inteligencia artificial y Sostenibilidad

Seguridad Hídrica

¿Ha escuchado el término seguridad hídrica? Por definición, seguridad hídrica es la capacidad de una población para salvaguardar el acceso sostenible a cantidades adecuadas de agua de calidad aceptable para el sostenimiento de los medios de vida. Con ello, se garantiza el bienestar humano y el desarrollo socio-económico y la protección contra la contaminación.

Por esta razón, se trabaja para evitar toda contaminación del agua como resultado de desastres naturales o provocados por el hombre relacionados con el agua. Así, existen organismos y gobiernos que se comprometen a velar por la conservación de los ecosistemas en un clima de paz y estabilidad política.

«Las aguas subterráneas, la clave invisible frente al cambio climático.»

-DÍA MUNDIAL DEL AGUA 2022
Imagen de uso libre: ONU AGUA

Inteligencia artificial y consumo de agua

¿Qué sucede? Hay tres escenarios posibles, uno en el que se carece de fuentes de agua. Y, se entiende que las fuentes de agua para consumo humano son aguas de pozos profundos, aljibes, agua de manantial, ríos, lagunas o reservorios naturales. Siempre y cuando, estos no han sido afectados por las aguas de inundación. Es decir, no están contaminados.

Otro escenario, es cuando se produce agua para consumo, pero, la distribución no es eficiente, dejando a sectores de la población sin suministro. Y el otro, es cuando se suministra agua y los consumidores no son conscientes de utilizar correctamente ese recurso valioso.

En principio, se produce agua, pero, las personas no están siendo conscientes de que el agua que desperdician les hace falta a otras. De igual manera, las fugas de agua por daños en tuberías públicas es un mal de no tener fin.

«El agua que a ti te sobra a otro le hace falta.»

canal de panamá

Ahora bien, para una persona que vive en nuestro país y reside en la ciudad, ese problema no es algo palpable. Con tan solo abrir el grifo el agua fluye, poco o nada se imagina que a tan solo cuarenta y cinco minutos de camino hay sectores que reciben agua en horas de la noche y madrugada. Sí, estas personas pasan el día sin poder abrir ese grifo.

Por otro lado, hay una gran cantidad de personas que apenas reciben agua en horarios específicos. Casi que el tema de agua es un tema de desigualdad en la producción, distribución y en el consumo. Todos los anteriores son procesos que la inteligencia artificial hace mejor que los humanos.

Análisis de datos, inteligencia artificial y consumo de agua

Desde monitoreo de sistemas de alcantarillados en tiempo real hasta el tratamiento de agua residuales son ejemplos de cómo la inteligencia artificial y el consumo de agua se relacionan. Mientras otros dejan perder el agua ya hay ciudades como la danesa Aarhus que tiene la planta de tratamiento de aguas residuales más eficiente del mundo. Todo ello, gracias al uso de inteligencia artificial y análisis de datos para mejorar su desempeño. ¿Qué lección nos deja? simple, que es necesario utilizar tecnología para mejorar la vida de las personas.

«Una máquina ha aprendido a buscar defectos en varias imágenes de secciones de tubería y detectar problemas automáticamente».

-Rebekah Eggers|Business partnerships and transformation IBM

En la misma línea de uso de machine learning, la Universidad Complutense ha utilizado inteligencia artificial para hallar agua potable subterránea en África.

Finalmente, si se utiliza inteligencia artificial para mejorar y predecir el consumo de agua de una manera más justa sería un avance. De hacerlo, probablemente, el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 «Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos» deje de ser tan lejano. Recuerde que, aunque su foco de negocios sea otro, el agua es garantía de vida. ¿Qué hace para promover su consumo adecuado?

Comparte

Comentarios