Inteligencia artificial y eficiencia energética

Tigo Panamá | 5 de marzo, 2021

Inteligencia artificial y  eficiencia energética

Comparte

El ejemplo más sencillo de la relación entre Inteligencia artificial y eficiencia energética es un hogar inteligente. Hasta hace poco, se creía imposible que un edificio fuera capaz de aprender de los hábitos de sus habitantes. Todo esto, con el objetivo de ser más eficiente y conseguir reducir el consumo de energía. Hoy, ese escenario es real en países que buscan bajar su huella de carbono.

Cada 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética. En esencia, se hace un alto para reflexionar y crear conciencia acerca de la importancia del uso racional de la energía. Claro está, por el bien de los seres vivos, especialmente en este tiempo donde el mal uso trae consecuencias adversas para el planeta como el cambio climático.  ¿Qué está haciendo la inteligencia artificial para frenar el cambio climático?

Se podría decir que la eficiencia energética es una de las mejores herramientas para frenar el cambio climático. Ahora imagine como se incrementan su poder junto con la inteligencia artificial. Por esa razón, abordamos el tema.

Si es su primera visita al blog le sugerimos dar un vistazo al artículo: ¿Reducir el cambio climático con IA? que relata el caso de los «investigadores del Instituto de Algoritmos de Aprendizaje de Montreal(MILA) Microsoft y Conscient AI Labs que utilizan Redes Generativas Antagónicas (RGA) y simulan casas afectadas por la subida del nivel del mar, tormentas e inundaciones.

Teletrabajo y eficiencia energética:

Desde hace un año, con las normas de distanciamiento que rigen en el mundo, gran parte de los trabajadores están realizando su trabajo en modalidad remota. Por lo tanto, muchas viviendas han aumentado su consumo eléctrico, con dispositivos conectados la mayor parte del día. Entre ellos, una computadora portátil, un teléfono móvil, cargadores de energía eléctrica, aros de luz, bocinas, micrófonos, sumados a los aires acondicionados, ventiladores y más.

Con este aumento en el uso de energía es recomendable crear buenos hábitos de consumo energético. Si bien, el consumo energético de las oficinas y comercio bajó se trasladó en parte a los hogares. Ante esta realidad, emplear los recursos necesarios, mejorar procesos e incorporar consumo inteligente de la energía es vital.

¿Cómo se está haciendo? Por ejemplo, hay plataformas diseñadas para ayudar a los usuarios con sus facturas de consumo de energía. De forma tal que puedan identificar oportunidades de ahorro de una manera rápida y en la nube. Lo hacen recopilando el historial de consumo y usando una biblioteca de recomendaciones. A su vez, un sistema IA brinda soluciones simples de ahorro de energía. ¡Exactamente! como lo pensó, la plataforma de inteligencia artificial y eficiencia energética con aprendizaje automático, es una ayuda que recomienda soluciones automáticas a la medida del hogar.

Educación a distancia y eficiencia energética

De igual manera, al trasladar las clases presenciales a los monitores en las residencias el consumo energético y la demanda en hogares aumentó. la realidad es que hay algunos hogares con dos o más estudiantes utilizando equipo que requiere conexión eléctrica y acceso a la red. En otros, el número de niños aumenta. En muchos casos, la educación en remoto trae consigo usos inadecuados porque no se toma en cuenta que la energía es un bien finito. Solo se comprende cuando dejamos de tenerla a la mano.

Ante esta realidad, en ciertos países se implementó un plan de sistemas de climatización y generación de energía con inteligencia artificial que disminuyen el desperdicio durante las horas de clases en los hogares. Pero, ¿Que hay con la inteligencia artificial?

Generación energética e inteligencia artificial

También, las empresas de generación y transmisión de energía usan aprendizaje automático en las operaciones para producir energía. Como resultado son más eficientes, su enfoque está en sistemas que prevén patrones de consumo.

Al analizar los resultados utilizando IA recomiendan sustituir las grandes centrales de energía por plantas de generación más pequeñas. A su vez, sugieren invertir en plantas pequeñas, descentralizadas, renovables, capaces de trabajar coordinadas. Pareciera ser que la inteligencia artificial y la generación energética pueden hacer estos procesos más sencillos.

Según indican en el sitio enerTIC.org «atendiendo al futuro eléctrico de la movilidad, la inteligencia artificial está haciendo ya, acto de presencia en el control de la recarga de los vehículos eléctricos.»

Sin dudas, las empresas de generación y transmisión eléctrica tienen en la inteligencia artificial una aliada para transformase y ayudar al ecosistema.

Inteligencia artificial y eficiencia energética

Procurar eficiencia energética no implica renunciar a la calidad de vida, por el contrario apela a obtener los mismos bienes y servicios. Eso sí, cuidando nuestro planeta, contribuyendo al uso de la energía de forma eficiente en todo lo que hagamos. ¿Sabía que el consumo energético residencial en el mundo ronda el 40% ?

Además, es un asunto de todos, hay que cambiar desde nuestro círculo de influencia. Tal como lo propone el Objetivo de Desarrollo Sostenible #7. En primer lugar busca garantizar el acceso a energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Usando inteligencia artificial para la generación renovable se mejoran los pronósticos, la planificación y la detección de fallos a tiempo. Pero, hay un problema, cada vez que se ejecuta un algoritmo, se realiza un gran consumo energético que hay que tomar en cuenta.

«El impacto de la IA en la huella de carbono es algo de lo que no podemos olvidarnos”

Asunción Gómez Pérez
Vice-Rectora de Investigación, Innovación y Estudios Doctorales en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM)
responsable del Digital Innovation Hub de IA

Para intentar reducir su impacto en el medio ambiente, la IA tiene su variante sostenibleque llaman la “Green IA”. 

Algoritmos Verdes

«Los algoritmos verdes son cada vez más necesarios para desarrollar una Inteligencia Artificial sostenible.»

¿Ha escuchado hablar de ellos? Los “algoritmos verdes” están diseñados para utilizar la IA de forma más inclusiva y respetuosa con el planeta. Es la respuesta ética de la inteligencia artificial al impacto energético que produce. Entre los puntos clave de la Green IA tenemos:

  1. Lograr un menor consumo energético.
  2. Alcanzar equilibrio entre el volumen de datos y la cantidad de tiempo que consume entrenar a un modelo.
  3. Disminuir el número de interaciones.
  4. Diseñar desde el inicio, algoritmos más eficientes.

A partir de la inteligencia artificial verde hay una visión de mejora continua. Finalmente, tome en consideración que al concluir la etapa de distanciamiento es útil seguir cuidando el consumo energético. Por ello, le sugerimos evaluar desde su círculo inmediato como puede hacerlo.

Lea un poco más sobre ¿Cómo funciona la inteligencia artificial?

Referencias consultadas:

The New Green Business and responsible use of algorithms. openglobalrights.org. Recuperado de: https://www.openglobalrights.org/the-new-green-business-and-the-responsible-use-of-algorithms/

Comparte

Comentarios