Inteligencia artificial y jazz ¿música?

Tigo Panamá | 30 de abril, 2021

Inteligencia artificial y jazz ¿música?

Comparte

Hoy 30 de abril, día dedicado a exhaltar al ritmo musical que trasciende fronteras e idiomas por excelencia, analizamos la dupleta inteligencia artificial y jazz. En este artículo revisamos aspectos de la creatividad musical y su relación con los algoritmos.

¿Qué papel juegan los ritmos musicales en la vida de las personas? En realidad, la música ha acompañado a los humanos desde siempre. Por su parte, tanto la música como tecnología han ido siempre de la mano. Por ejemplo, la música popular del siglo XXI es impensable sin tecnología digital.

Antes de entrar de lleno al tema tecnológico, he aquí los orígenes del jazz. Según sus estudiosos, el jazz es un género musical nacido a finales del siglo XIX en los Estados Unidos. De igual manera, indican que gracias a su gran aceptación se expandió de forma global a lo largo del siglo XX y continúa en el XXI.

La identidad musical del jazz es compleja, al igual que las nuevas tecnologías digitales, es imposible delimitarlas fácilmente. Así tenemos que en ocasiones el jazz es un idioma musical universal. En otras situaciones, es parte de una familia de géneros musicales con una importante función social. También, cabe mencionar que el estudio del jazz y el de la tecnología son universos aún inexplorados en su totalidad. Y, en esta línea de pensamiento llegamos a la inteligencia artificial, tecnología que ocupa muchos titulares noticiosos.

“Lo que hay que hacer es poner a máquinas y humanos juntos, a trabajar colaborativamente, porque es la fórmula más eficaz”.

― Ramón López de Mántaras

Ahora, veamos que han logrado ambas en conjunto.

Creando jazz con inteligencia artificial

Primero, nos trasladaremos a París, Francia, al CSL (Sony Computer Science Laboratories) un sitio en el que investigadores imaginan la tecnología para la música de la próxima década. Allí trabajan científicos con músicos y proveedores de contenido para ampliar los límites de la creatividad y comprender los procesos de producción musical desde la óptica de la inteligencia artificial.

¿Qué han hecho con el jazz y la IA? Dada su sólida experiencia musical, la compañía ha desarrollado proyectos con un tipo de inteligencia artificial que ampliará el alcance de las capacidades del músico. Ciertamente, están abriendo el camino para experiencias musicales aún por imaginar.

Un caso de investigación de este laboratorio es el proyecto ARESTA del artista y músico Marc Vilanova con música jazz. En la instalación artística se utilizó un algoritmo de generación de música creado en el laboratorio parísino.

¿Cómo funciona el proyecto? Bueno, ARESTA es una instalación performativa que existe en varios modos, a veces con un músico y a veces sin él. Nos referimos a una instalación sonora en la que un conjunto de saxofones auto-funcionales usan un algoritmo que les da autonomía para interpretar.

En esencia, con la instalación su creador quiere generar preguntas sobre la necesidad de un humano en el escenario. A la vez, siembra la duda sobre la potencial obsolescencia del intérprete humano cuando hay algoritmos capaces de hacerlo por sí mismos.

ARESTA: instalación preformativa jazz con inteligencia artificial .

En consecuencia, en su página web Vilanova dice que «el foco de esta instalación está en la relación entre los agentes humanos y la Inteligencia Artificial en los procesos creativos y performativos.»

“El jazz es ritmo y significado”

– Henri Matisse

Algoritmos y la música del futuro

Al utilizar la inteligencia artificial para investigar cuestiones fundamentales cómo comprender y crear sonidos se abre el camino para la música del futuro. Esencialmente, la Inteligencia artificial (IA) es parte fundamental del futuro sonoro de la humanidad.

Mientras usted escucha un éxito de jazz, actualmente hay científicos trabajando en experimentos musicales con IA que incluyen:

  • Generación musical con sistemas multiagentes.
  • Algoritmos bioinspirados.
  • Organizaciones musicales virtuales.
  • Realidad aumentada para conciertos online.
  • Simulación de entornos
  • Modelado de datos y animación con algoritmos.
  • Uso de entornos binaurales.

No hay dudas, el futuro y el presente del jazz pasa por la tecnología. Tanto así que investigadores israelíes en ciencias de la computación usan inteligencia artificial para generar solos de jazz personalizados. Leyó bien, producen música atractiva diseñada para coincidir con las preferencias musicales de los oyentes humanos. En cualquier caso, si desea profundizar la investigación ha sido publicada en un white paper que se titula: “BebopNet: Modelos neuronales profundos para la improvisación personalizada de jazz”. Otra vez, los hechos muestran los amplios caminos que pueden recorrer ambas disciplinas creativas.

¿Le gusta la música? Un smartphone sirve para acceder a contenidos y la música siempre está presente en su telefono móvil, lea más sobre ello aquí.

«La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.»

– Platón

Si es cierto que las máquinas no pueden sentir la música, han mostrado ser capaces de mejorar el producto final de la creatividad humana.

Luego de leer este artículo, quizás cuando se encuentre en el lobby de un hotel, en un café o restaurante, en el elevador de una oficina al escuchar las notas del jazz recuerde que la inteligencia artificial contribuye con algunos de esos incomparables sonidos.

Lea con detenimiento acerca de los usos dados a la inteligencia artificial entre ellos la creación musical acceda aquí.

Comparte

Comentarios