Las Pymes requieren guía para la transformación digital

Tigo Panamá | 21 de septiembre, 2021

Las Pymes requieren guía para la transformación digital

Comparte

Más allá de cuanto usen internet, hagan cobros y pagos con el celular y tengan presencia en redes sociales, las Pymes requieren guía para la transformación digital. Sin dudas, las dinámicas de consumo han cambiado. Así también, la forma de comunicación es otra.

De hecho, el cliente se relaciona con las empresas de forma física y digital, y espera que los negocios estén presentes en ambos entornos. Y si no es posible en físico, exigen la presencia digital. Aquí es dónde calza bien, el dicho “si no estás en la red, no existes.”

Al igual que sucede con el aprendizaje académico la guía es necesaria. Si bien, los humanos aprenden por experiencia, en la vida hay tutores, mentores naturales acompañando a los niños desde que nacen. En este caso, una madre o padre, le ayudan, lo motivan a dar sus primeros pasos. ¿Y qué decir de su protección? No cabe duda, usted lo sabe, detrás de un infante siempre habrá alguien protegiéndole. 

Pues bien, adaptemos este escenario a las pequeñas empresas ¿quién está llamado a guiarlas en la transformación digital? ¿cómo darán esos primeros pasos?

Quizás, no lo consideren su responsabilidad, pero, son los gobiernos y las empresas grandes las que deben proporcionar la guía que las Pymes requieren para la transformación digital. ¿Por qué? Porque les es necesario y conveniente. Recuerde, en un mundo conectado todo se relaciona y una vez relacionado, todo se afecta en su justa medida.

Pymes requieren guía para la transformación digital

Pongamos un ejemplo ¿Qué sucedería si las empresas que producen teléfonos móviles no consideraran capacitación para los promotores de ventas? ¿Qué hay de las operadoras de telecomunicaciones? Sin usuarios que sepan utilizar los servicios y productos la demanda se ve afectada. Asimismo, sucede con la relación entre Pymes y grandes empresas.

Usualmente, las pymes compran productos y servicios a los mayoristas. Por eso, les importa mucho el acceso que tengan las Pymes a los mecanismos y procesos digitales. En el caso del cliente que no tiene el conocimiento digital existe una reducción inmediata de la demanda, por ende, las ventas se ven afectadas.

A su vez, hay que compartir el conocimiento porque en un mundo interconectado, no es viable dejar a nadie atrás. Y aún más, cuando se dice que el 90% de la fuerza laboral está en las Pymes.

¿De qué le sirve a un país tener un poderoso brazo de negocios en Pymes si no se actualizan? Tarde o temprano, dejaría de ser una fortaleza para transformarse en un problema de grandes dimensiones.

Es un hecho, para todos los sectores es conveniente que las pymes accedan al entorno digital. Aunque no todos han asumido su responsabilidad y siguen sin comprender que las Pymes requieren guía y que ellos pueden contribuir a esa transformación digital. No de gratis, hay retorno: más ventas, un país más competitivo, una economía abierta al mundo.

Por esto, todas las grandes empresas deben facilitar los procesos de transformación de las Pymes. Hoy en día, el mundo comercializa, se comunica y avanza usando una gran red de información. A medida que más personas, más Pymes y empresas dominan su uso, es más viable establecer relaciones comerciales y negocios.

¿Cómo guiar a una Pyme para que se transforme digitalmente?

¿Cómo guiarla? Paso a paso, igual que sucede con los procesos de aprendizaje. ¿Por qué es tan importante? Porque hay una realidad digital que seguirá presente. Es por ello, que el teléfono y los dispositivos móviles se utilizan en gran parte de los procesos.

A medida que se hace evidente la necesidad de transformarse, surgen propuestas de guía. Una de ella es muy práctica, indica que hay tres pilares en los que enfocarse:

  • Personas: Son las personas las que propician el cambio. Pero, deben tener mente abierta, compromiso con el proceso, ser capaces de desaprender y permitir que las cosas se hagan de manera distinta. Casi siempre, aquí está el mayor inconveniente. Por naturaleza, los humanos se resisten a los cambios. En muchas ocasiones, los que se atreven a proponer cosas distintas son silenciados por aquellos que saben hacer las cosas al estilo de la empresa. Así mueren en desde su nacimiento las buenas ideas. Antes de considerar una idea poco apropiada para su pyme, escuche, consulte, permita que le expliquen de qué se trata. Sobre todo, permítase no saber.
  • Procesos: Los procesos de transformación son fléxibles ágiles, eficientes y fluidos. Si bien, en sus inicios hay tropiezos, son de poco impacto cuando se comparan con lo que se obtiene con la transformación.
  • Tecnología: Sea cual sea, la tecnología que decida utilizar recuerde que servirá como un facilitador del cambio. Comprar, usar tecnología no le asegura una transformación digital eficiente. Aún es más importante recordar que los humanos crean, aplican y usan pero, la tecnología solo facilita.

La transformación digital de forma correcta implica cambios radicales, ajustes en la esencia de las Pymes y sobre todo, en la gente. Genera y propone “cambios culturales” a los que se enfrentará sin importar si es líder o parte del equipo.

Transformación y barreras naturales

Desde ya le indicamos que en su proceso de transformación digital se encontrará con barreras, tales como:

  • Falta de formación en transformación digital.
  • Incertidumbre.
  • Poca información de transformación digital en el rubro Pyme.
  • Renuencia al cambio.
  • Diversos ritmos de adaptación a la transformación digital.
  • Compromiso a medias.
  • Falta de capital para invertir en transformarse.

No existe un esquema o receta que funcione perfectamente para todos al iniciar o seguir su proceso de transformación digital, pero si hay referencias, existen casos de éxito que ayudan a comprender que:

Solo es posible transformar si:

  1. Todos comparten y hacen suyo el mismo objetivo.
  2. No se cansan de buscar el objetivo, repetirlo siempre.
  3. Hay consistencia entre el mensaje y las acciones del equipo.
  4. Se trabaja con empatía, entendiendo que a otros les cuesta aceptar el cambio.

En otras palabras, para transformar una Pyme hay que establecer un proyecto, realizar una investigación y adaptar los conceptos de transformación a la realidad del país y su entorno. Luego, hay que sumar gente comience con su equipo. Posteriormente involucre a otros pequeños empresarios, conocedores de tecnología, empresas grandes, estudiosos, todo el que pueda contribuir. Aunque parecen lejanos se están sumando las ONG´s y los gobiernos, también los usuarios y clientes.

Ya hay países como Chile que desarrollaron guías para la digitalización en Pymes. Lo han hecho de la mano de la academia, porque reconocen que es un trabajo de todos. Y, lo mejor de todo, es que son recursos gratuitos. Si está interesado luego de terminar de leer este artículo, la encuentra en Guía para la digitalización en Pymes de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Para finalizar, no es tan relevante la tecnología elegida, lo importante es utilizarla para lograr los objetivos del negocio, de su Pyme.

Comparte

Comentarios