Blog Tigo Panamá

Minimizando riesgos en teletrabajo con ciberseguridad

Comparte

Trabajar remotamente sigue siendo la alternativa más viable ante la crisis sanitaria mundial. Por esta razón, apoyarse en el distanciamiento físico para continuar operando y seguir minimizando riesgos en teletrabajo con ciberseguridad es un asunto de todos los días.

Aunque, para muchos trabajadores la ciberseguridad es un “proceso tedioso” de la empresa que los emplea, también, existen razones, de mucho peso, para fortalecer los controles de acceso a los recursos compartidos.

Lo cierto es que, todo riesgo en ciberseguridad puede minimizarse practicando buenos hábitos de precaución. Pero, igualmente, se requiere el compromiso de todos los empleados para que las medidas surtan efecto.

Minimizando riesgos en el teletrabajo con ciberseguridad, ¡ahora!

Verdaderamente, minimizar riesgos es un desafío para lograr la transformación digital, que tanto se anhela. Por eso, es tan necesario diseñar e implementar políticas de ciberseguridad acordes al tamaño y riesgos de cada negocio.

Evidentemente, hay que contar con políticas de ciberseguridad y darlas a conocer en la empresa. Generalmente, la manera más efectiva de lograrlo es con formación permanente y seguimiento.

Asimismo, los colaboradores deben tomar capacitaciones como la que ofrece Google titulado Protege tu Negocio: Ciberseguridad en el Teletrabajo. De hecho, el curso anima a descubrir cómo implantar el teletrabajo de forma segura y eficiente.

COVID-19 ha propiciado la transformación más rápida en materia de teletrabajo, en pocas semanas millones de oficinas cerraron y las empresas enviaron a sus equipos a trabajar desde casa. 

En un artículo anterior de este blog titulado Banca Digital y la ciberseguridad durante la pandemia, se hizo mención de que «…con el distanciamiento obligatorio, cierre de locales físicos, incremento de transacciones en línea hubo un repunte digital«, situación que trae consigo nuevos riesgos.

Lo cierto es que un mundo globalizado, y tecnológicamente dependiente, es muy atractivo para los ciberdelincuentes. A su vez, se transforma en el escenario ideal para las vulnerabilidades. Antes que todo, aumentan los riesgos, se requieren más y mejores herramientas de protección para la operación remota segura.

¿Cómo minimizar riesgos? ¿Por dónde empezar?

En principio, hay que identificar los riesgos y las vulnerabilidades. Es necesario tomar decisiones sobre los “endpoints”, es decir, de los ordenadores de escritorio, computadores portátiles, teléfonos inteligentes o tabletas que utilizan los trabajadores para realizar su labor rutinaria.

Básicamente, urge saber quién utiliza los dispositivos. ¿Son propiedad de la empresa? ¿Les pertenecen a terceros ( contratistas/personal tercerizado/proveedores, socios comerciales, etc.)? ¿Hay personal usando sus equipos personales?

De ser así, procure establecer una política fácil de cumplir para asegurar los dispositivos móviles. Indiscutiblemente, los usuarios dejan de seguir las políticas cuando no perciben beneficios o al desconocer del tema de seguridad.

En vista de ello, le compartimos unos consejos básicos y fáciles de aplicar cuando se encuentre realizando teletrabajo:

Para concluir, no olvide fortalecer los controles de acceso a los recursos compartidos que utiliza, en caso de dudas consulte con el equipo de seguridad de su empresa, ellos sabrán como guiarle para que su teletrabajo tenga el mínimo de riesgos.

Comparte
Salir de la versión móvil