Pymes: emociona y véndele a la mente

Tigo Panamá | 11 de noviembre, 2021

Pymes: emociona y véndele a la mente

Comparte

Pymes: emociona y véndele a la mente, hacerlo es tan complejo y tan sencillo a la vez, que te preguntarás ¿por qué no lo hice antes? Aquí te respondemos.

Primero, porque nos enseñan a vender desde la lógica, olvidando las emociones. Veamos un ejemplo, ¿Cómo es el proceso de compras? En palabras simples, el proceso de compra es lógico y deductivo, pero está lleno de emoción.

Hagamos la prueba y confírmalo:

Imagina este momento, allí está ese nuevo teléfono móvil con todas las funciones y el diseño que te gusta. ¿Cuál es la primera pregunta que haces? Precio ¿cierto? porque tu lógica indica que debes saber lo que cuesta para decidir que, vas a hacer. Comprarlo o no comprarlo, lo determina el precio. Una vez, sabes si tienes o no suficiente dinero ¿qué haces? El cerebro te manda mensajes en forma de opciones: tal vez, puedas ahorrar, comprarlo a crédito con la tarjeta, ahorrar o simplemente, ser realista y olvidarte. Pero, entran en juego las emociones, te gusta el teléfono, sientes que te lo mereces, te da estatus. Todo lo anterior es pura emoción.

Ahora bien ¿qué harías si es tu cliente quien está en la situación anterior? Piensa bien, quizás le dirías el precio y no le dirías nada más. De hecho, es lo que sucede en las páginas de ventas, aparece el precio. ¿Qué tal si también muestras opciones de pagos? Recuerda el precio es lógico, los deseos apelan a la emoción. Si tu página se enfoca en las emociones tiene más probabilidades de vender sobre todo, en fiestas de fin de año. Aún más, si se trata de un regalo.

Imagen: Pixabay

Pymes: emociona y véndele a la mente

¿Qué hace que elijan tu producto? ¿Lo sabes? Si aún no lo tienes claro, investiga y encuentra la respuesta. Porque, esa razón es clave para vender más. De hecho, la respuesta es la base de lo que harás. Así, partes de un dato real.

¿Te has preguntado cómo las marcas líderes emocionan a los clientes? Uno, muestran el producto en uso, es decir, en las «manos» del cliente. De esta manera, es más fácil imaginar cómo se verá en su poder. Para un cliente, si imaginarlo es bueno, probarlo es aún mejor. Y siempre, siempre usan las emociones para convencer.

Otra recomendación es generar confianza. Si tú crees en lo que vendes, conoces sus usos y beneficios y lo muestras desde el convencimiento, a tu audiencia le interesará. No hay mejor influencia que la del experto en la marca. Y ese eres, y siempre ¡serás tú! Así que, si el presupuesto no alcanza para pagar a influencers, transfórmate en el mejor.

¿Te hace sentido lo que lees hasta aquí? Nos encantaría saberlo. También, puedes compartirlo con otros. ¡Te lo agradecemos!

Sí aun no leíste el artículo anterior de esta serie de contenidos para emprendedores en temporada de fin de año, te invitamos a hacerlo, descubre aquí algunas estrategias realmente útiles.

Al inicio, para que tu emprendimiento sea conocido, deberás dar más de lo que esperas recibir. A la mente de tu cliente, le encantar recibir cosas. ¿O crees que la palabra gratis es solo una palabra? No, es un mecanismo que genera atención. Pero, dar más no significa dejar de vender. Realmente, se refiere a dar conocimiento, compartir experiencias, explicar mejor. Hasta hacer recomendaciones útiles. Y esas cuestan muy poco pero, valen mucho.

Emociona y véndele a la mente desde tu actitud positiva

Un emprendimiento que no emociona venderá, sí, pero muy poco. Por ello, mantén positiva la proyección de tu marca. Desde tu más simple comentario, las imágenes que escoges y el tono con el que comunicas.

Recuerda que la mente del cliente, al igual que la tuya, percibe emociones. Es por esta razón, que prefieres una marca por encima de otra, porque te emociona, genera en ti algo que no sabes explicar. Bueno, ese algo, es lo que tu marca debe generar en sus clientes.

¡Un momento! positivo no significa que debe ser una marca feliz y que no habrá problemas. Por el contrario, entre más logras, mantener el nivel es más complejo. Lo que si está claro es que, tu actitud influye en todo lo que haces y se deja ver a través de las comunicaciones en redes sociales y en tu tienda online.

Imagen: Pixabay

Muestra el lado humano de tu emprendimiento

Ya sabemos que lo has escuchado en otros sitios ¿pero sabes hacerlo? Hay que tener claro que la humanidad de una marca va más allá de mostrar tus errores o reconocer tus debilidades. Y aun más, no es mostrar todo lo que haces durante un día de trabajo. Si bien, ambas tácticas ayudan no siempre, son efectivas.

Una marca hábil es humana de forma natural, cuando debe serlo, nunca cuando quiere parecerlo. Es esencia, una característica propia. Desde sus inicios se muestra afín a las causas y valores que la representan. Jamás, espera un momento crítico para hacerse notar.

Por ejemplo, si el producto es para usar en entornos abiertos, busca algo que conecte con emociones de esa experiencia desde tus valores. ¿Quizás amigos disfrutando al acampar? ¿Qué tal una familia caminando al día siguiente de las fiestas navideñas? Seguro, tendrás ideas que puedes transmitir desde tu lado emocional.

Estrés, miedo y urgencia: véndele a la mente

Antes de finalizar, es válido mencionar que las tres sensaciones de este subtítulo generan ventas. Por tanto, es muy útil, conocerlas para solucionar. Es por ello que, los anuncios que dan plazos cortos para ofertas, las preventas o ventas rápidas son efectivos. No lo dudes, al consumidor le preocupa no aprovechar una buena oferta.

Por otro lado, el miedo provoca mayor consumo. ¿Qué hacen las personas ante la alerta de huracán? ¡Así es! salen directo a comprar. En efecto, tienen miedo de quedarse sin alimentos. ¿Qué hace un comprador cuando observa en el inventario de la página que solo quedan pocas piezas? Si tiene el dinero, compra de inmediato.

En el caso de los centros comerciales, hay estudios que muestran que las personas, en especial las mujeres, van de compras cuando quieren relajarse. Siendo el estrés lo que las motiva a visitarlos.

¿Por qué los mencionamos? Porque si tu emprendimiento, soluciona alguna de estas tres situaciones muy humanas, tendrás oportunidad de venderle a la mente.

Para concluir, siempre que planifiques una estrategia digital recuerda Pymes: emociona y véndele a la mente

Comparte

Comentarios