Pymes: proteja a su consumidor

Tigo Panamá | 17 de marzo, 2022

Pymes: proteja a su consumidor

Comparte

Pymes: proteja a su consumidor es más que un titular atractivo. En realidad, es un llamado a tomar medidas para proteger tu emprendimiento. También, a sus clientes, el bien más valioso que tienes. Hoy, más que antes hay que proteger a quien compra sus productos y usa sus servicios¿Cómo puedes hacerlo? En primer lugar, aprendiendo a cuidar tu emprendimiento y activos en la red.

Así pues, tendrás que crear un espacio seguro para tu pyme y para cada consumidor con el que tenga contacto. Aunque parece un reto enorme, es una gran ventaja. De hecho, promueve la confianza ¿Y quién no regresa a dónde se siente seguro?

Antes de cualquier acción confirma que conoces que es la protección del consumidor. En muchas ocasiones, los pequeños empresarios no le prestan atención a la seguridad. En consecuencia, son víctimas de ataques cibernéticos y ponen en peligro a sus clientes. También, desconocen que su negocio es vulnerable.

“Protección al consumidor es el conjunto de normas que regulan las relaciones de consumo que nacen en la cadena de comercialización de bienes y servicios entre productores, proveedores y expendedores.”

-Definición de Protección al Consumidor

De seguir los pasos para proteger a los consumidores, será un proceso de aprendizaje y mejora que traerá más oportunidades de negocio. No solo eso, con un emprendimiento seguro vas por delante de tu competencia.

Primero, pregúntate y responde ¿Qué tipo de protección necesitan los consumidores? Luego, establece un plan de acción. En palabras simples, hay dos caras de la ciberseguridad, la de tu empresa y la de los consumidores con los que se relaciona. Y, ambas, son muy importantes para que el negocio continúe. ¿Te arriesgas a cuidar sólo una?

Pymes: proteja a su consumidor

¿Sabías que las Pymes son el blanco predilecto de los delincuentes en la red? Según analistas de seguridad, las pequeñas empresas son las que sufren más delitos cibernéticos ¿Por qué son tan atractivas? Debido a su poca protección, falta de recursos para invertir en seguridad en la red y el desconocimiento.

Dado el nivel de competencia en internet las pymes se establecieron en las redes sociales y crearon modelos poco seguros para realizar transacciones con sus clientes. Eso sí, son modelos rápidos y sencillos. Tal vez, con ayuda experta en seguridad serían aún mejores.

Imagen: Pixabay

Por otro lado, la misma naturaleza de la mayoría de las pymes las hace vulnerables. Primero, necesitan moverse muy rápido y monetizar para seguir. Segundo, por tener poco personal, casi nunca cuentan con experiencia en ciberseguridad. Tercero, los clientes esperan rapidez y personalización.

Sin duda, involucra atención y gran parte del tiempo de operaciones se utiliza para los procesos de cara al cliente. Por ello, con poco tiempo, no se invierte en profesionalizar ni en mejorar procesos tales como los de seguridad.

Si algo es muy cierto, es que todas las Pyme tiene que implementar aquello que proteja a su consumidor. Por ejemplo, la protección de datos tanto propios como de clientes. Dado que la red es un territorio muy inseguro, aunque parezca lo contrario. De no hacerlo, la experiencia de clientes se afecta y la pequeña empresa sufrirá las consecuencias.

Todo indica que proteger los datos de su compañía y clientes es una tarea importantísima en un mundo cada vez más inseguro. Transformar la red con seguridad y alta disponibilidad es vital para crear una experiencia de cliente sólida.

“Si tienes datos de clientes tienes un tesoro que cuidar.”

Proteja los datos del consumidor

Mientras se avanza en el negocio, en cada venta, se comparten datos que son valiosos y a la vez, muy sensitivos. Ya que sirven para identificar a las personas. Así como para comprender el comportamiento de compra. Sin embargo, la misma definición de datos personales es poco conocida. ¿Para qué saberla? Pues, es esencial para comprender su importancia y valor.

Al mencionar un dato personal se hará referencia a cualquier información vinculada a las personas. Con esa información es posible relacionar e identificar a una persona. Por eso, son tan sensitivos, porque con ellos personas que confiaron en la pyme pueden ser vulnerables a ataques externos.

Ahora bien, hay que saber que las personas tienen un derecho de «Hábeas Data» con el cual puede conocer, actualizar y rectificar la información que se haya recogido sobre ella, en archivos y bancos de datos. Lo que quiere decir que, la pyme debe contar con mecanismos para el cuidado de los datos que recoge. Queda claro que Pymes: proteja los datos del consumidor es un lema que recuerda actuar en forma consecuente.

Principio de seguridad

Siguiendo con el tema de la protección, has de saber que toda la información que se guarda en bancos de datos debe estar protegida. Aunque no lo estés poniendo en práctica actualmente, el emprendimiento debe garantizar la seguridad de los registros. Incluso, proteger de manipulación, acceso no autorizado y más aún de robo o pérdida. Sobre todo, si la pyme vende a mercados que ya tienen legislaciones fuertes sobre uso de datos.

Principio de confidencialidad

En esencia, establece que los datos personales son confidenciales. Por favor, evita caer en la tentación de vender tus bases de datos de clientes. Y mucho menos, de comprarlas de fuentes no autorizadas. Aquello que crees es una buena oportunidad, es al final de cuentas, un mal uso de datos de tus clientes. Al final traerá consecuencias, por tanto, es mejor evitarlo desde ahora.

En ese mismo orden de ideas, la confidencialidad obliga a la pyme a cuidar la identidad personal y digital de los usuarios. De la misma manera, deberías evitar que esos datos caigan en manos de delincuentes en la red.

Con todo lo mencionado en este artículo, hay mucho trabajo por hacer para que la gestión de datos de tu Pyme se comprometa con cuidar a los consumidores. En todo caso, inicia por revisar lo básico, informarte sobre el manejo de datos. Asimismo, procura establecer un plan y pedir ayuda a personas que saben de ciberseguridad y protección de datos.

Comparte

Comentarios