¿Qué hacer con el cyberbullying?

Tigo Panamá | 3 de mayo, 2022

¿Qué hacer con el cyberbullying?

Comparte

¿Qué hacer con el cyberbullying? Las redes sociales son de los principales canales para el acoso cibernético. El acoso en la red consiste en usar tecnología digital para causar daño a otras personas. ¿Te han avergonzado o humillado en la red? ¿Sabes cómo diferenciar el acoso cibernético?

Es tan amplio el ciberacoso que abarca conductas que pudiesen confundirse con bromas pesadas. Pero, va más allá. Por lo general, consiste en enviar, publicar o compartir contenido negativo, dañino, falso o cruel sobre otra persona. También, puede incluir el compartir información personal o privada que cause vergüenza o humillación a otra persona.

Muchos creen que es un asunto de niños en edad escolar, pero lo cierto es que el cyberbullying va más allá. ¿Sabías que hay acoso cibernético en que afecta en los trabajos, así como en las universidades?

Según la ONU, cualquiera puede convertirse en víctima del ciberacoso. De igual forma, comunican que la primera línea de defensa contra el ciberacoso es la persona blanco del acoso.

El tema es tan frecuente que en diversas partes del mundo existen organizaciones que se dedican exclusivamente a atender el cyberbullying. Las hay tanto gubernamentales como sin fines de lucro. E inclusive, las empresas de tecnología digital le están prestando mayor atención por todo lo que involucra.

Por ejemplo, en Estados Unidos el gobierno tiene a disposición de las víctimas y de los estudiosos del ciberacoso la página «cyberbullying.org» que da consejos útiles y tiene datos actualizados.

Cualquiera persona puede ser víctima del ciberacoso, entre ellos, las figuras públicas: políticos, deportistas, artistas y sus familias. Así como, los individuos con miles de seguidores en las redes sociales que se exponen a diario al ojo público. Igual sucede contigo que lees este artículo, puedes ser víctima y sería útil saber cómo actuar en esta situación.

¿A quiénes afecta el cyberbullying?

Aunque siempre ha habido acoso, con la llegada de la red, se han intensificado y todo indica que sigue en aumento.

A menudo, se leen noticias sobre estas personas siendo el blanco de acosadores cibernéticos. En algunos países, se abren investigaciones y se procesan a los responsables. En otros, las leyes aun no contemplan esos delitos por ser poco denunciados. También, porque las legislaciones no se actualizan con los temas digitales.

Lo que sucede con el acoso usando medios digitales es que la víctima no puede controlar la difusión del mensaje. Algo que se divulgue puede transformarse en contenido viral. Y, ya sabemos que las personas comparten mensajes, muchas veces, sin siquiera pensar que están lastimando al individuo objeto de las burlas, bromas y humillación. Así que detener que se propague el acoso se hace casi imposible. ¿Qué se puede hacer?

Imagen: Pixabay

Por otro lado, cuando el acoso es directo y no involucra redes sociales sus consecuencias pueden ser terribles. De hecho, los gobiernos consideran al acoso cibernético un problema de salud pública.

Tan solo en Estados Unidos los datos indican que el 59 % de los adolescentes han sido intimidados o acosados en línea. No solo les sucede a los adolescentes, también a las minorías. Sobre todo, a las mujeres que son víctimas de acoso cibernético con implicaciones de violencia de género.

Asimismo, una gran parte de los acosadores en la red se mantienen anónimos. Por supuesto, que detrás de un teclado es más simple agredir a personas. Sea que la persona acosadora sea identificable o no, hay que hacerle frente al acoso, para ello, es necesario saber qué hacer con el cyberbullying cuando suceda. ¡Veamos!

Acosos cibernéticos más frecuentes:

  • Amenazas a través de mensajes directos o instantáneos.
  • Burlarse de una foto o video de terceros y difundirla en la red.
  • Enviar mensajes de texto o mensajes instantáneos desagradables a una persona.
  • Usar el celular de otra persona para difundir mensajes no adecuados.
  • Editar o modificar imágenes de personas y postearlas para que sea objeto de burla.
  • Hackear el perfil de juegos o redes sociales de otra persona y hacerse pasar por ella.
  • Ser grosero, burlón o malo con alguien en un juego en línea o en una red social.
  • Usar medios digitales para difundir secretos o rumores sobre personas.
  • Hacer llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto o correos electrónicos de burla o de contenido sexual sin el consentimiento del receptor.
  • Enviar amenazas a personas públicas.

Siempre, hay daños y afectaciones para las personas que son el blanco de estos ataques. Por su parte, la víctima se siente expuesta, violentada y muy vulnerable. Casi, que percibe no tener escapatoria porque la red está en todas partes, a tan solo un clic de distancia.

¿Y qué hay de la reputación de la persona? Evidentemente, se ve afectada en el plano social. Es posible que tarde meses o años en borrar esa mala imagen. Con ello, la consecuencia es grave, posibles empleadores, clientes, hijos y otras personas tendrán acceso a información falsa o denigrante.

Son muchos los casos, donde tanto la víctima como los acosadores son conocidos, personas que gozan de cierta popularidad. Y justo el incidente aumenta esa visibilidad en mala forma. En ocasiones llega a medios masivos que amplifican el mensaje.

Hay que ser precavido con los menores en edad escolar, explicarles las implicaciones del cyberbullying y en caso de ser ello los que acosan, tomar medidas correctivas.

¿Qué hacer con el cyberbullying?

En primer lugar, conocerlo, hay que saber que es persistente y permanente y aunque en Internet hay derecho al olvido, pocos saben hacer uso de este. También, es importante tomar acciones preventivas, medidas de ciberseguridad, entre ellas algunas que son simples:

  1. Antes de compartir o publicar en plataformas digitales hay que pensar bien.
  2. Evita hacer públicos tus datos personales o de contacto.
  3. Usa la configuración de privacidad de sus aplicaciones de redes sociales. Y si tienes un perfil público, revisa las políticas de seguridad y privacidad de la red social.
  4. Denuncia comentarios, fotos, mensajes y videos humillantes hacia tu persona. En la mayoría de las redes es posible pedir que los eliminen.
  5. Ignorar el acoso no es una opción cuando hay amenazas. Ahora bien, no es necesario responder en el muro de las redes sociales, evita seguirle el juego.
  6. En caso que el acosador solo sea un contacto en línea, es vital bloquearlo y eliminarlo de todas tus redes sociales.
  7. Cuando el acoso proviene de un conocido o compañero de trabajo, se sugiere hacer capturas y en efecto ir a Recursos Humanos, luego a una instancia de autoridad.
  8. Mantén registros de todos los mensajes de acoso, capturas de pantallas, guardarlas en carpetas y presentar pruebas a las autoridades.
  9. Si el acosado es un menor, hay que darle guía y escucharlo, antes de tomar acciones, consultar con expertos.
  10. Evita participar de acciones de acoso y burla, sobre todo, trata de no compartir es tipo de contenido.

Tal vez, creas que no te pasará, pero, el cyberbullying está presente, hay que denunciar, alzar la voz, hacerse responsable y cuidarse en la red. Ahora que ya lo sabes, comparte este artículo con aquellos que necesiten más información sobre acoso en la red.

Comparte

Comentarios