Salud Digital y Big Data

Tigo Panamá | 4 de abril, 2022

Salud Digital y Big Data

Comparte

Es muy probable que usted lleve un reloj digital en la muñeca, más aún si hace deportes. Sin pensarlo mucho, medir su desempeño y registrar datos ya es parte de la vida diaria. Por ello, en esta ocasión, vamos a revisar puntos claves sobre Salud Digital y Big Data. Y con esto, comprender ¿por qué es tan popular en la actualidad? Quizás hasta sea posible intuir hacia donde se dirige la Salud Digital.

Si este tema le interesa, continúe leyendo, sin dudas lo que hemos descubierto investigando da luces y pone a pensar.

Primero, la pregunta de rigor ¿Qué es salud Digital? ¿Qué elementos incluye? ¿Por qué debe importarnos? Existen varias definiciones, entre ellas las de los dos expertos más citados: Paul Sonnier y David Rowlands. Ambos profesionales han hecho aportes a la comprensión de la salud desde la visión tecnológica.

De hecho, Rowlands propone que «la salud digital es salud y atención médica en una sociedad digital.» En palabras simples cree que la salud digital pone al ciudadano como centro. Asimismo, explica que recopila datos en tiempo real los cuales usa para análisis complejos. ¿Cómo sucede esto? Precisamente, usando dispositivos inteligentes y datos clínicos de las personas. Pero, allí no queda todo, indica que el conocimiento que se obtiene de estos datos influye en la economía y la sociedad.

Por su parte, a Paul Sonnier autor del libro «The Fourth Wave: Digital Health» y una autoridad en la materia se le atribuye la creación del término. Su definición habla de convergencia entre tres áreas clave:

  1. Revoluciones digitales
  2. Revolución genómica
  3. Asistencia sanitaria

Es así porque las TIC´s permiten trabajar con datos para prevenir enfermedades, darle seguimiento a pacientes y personalizar los tratamientos. ¿Solo se requieren datos? Por supuesto que se requieren otros elementos. ¡Veamos!

Salud Digital y Big Data

Por otro lado, en el 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su definición de Salud Digital juntó los conceptos: Informática médica, medicina móvil, salud móvil y medicina digital. Con estos conceptos indican que es: «la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a la Salud». Y proponen el proyecto de estrategia de salud Digital 2020-2025. Ya con esto, se puede ir haciendo una idea de lo importante que es, tanto que los gobiernos le dedican tiempo y recursos.

«La salud digital no se trata de tecnologías, se trata de salud.»

David Rowlands

Ciertamente, el sector sanitario se beneficia muchísimo de la gestión de datos. Es bien conocido que muchas tecnologías digitales, entre ellas Internet de las cosas y la inteligencia artificial (IA), se utilizan ampliamente en la atención sanitaria.

También, se usan servicios de teleasistencia, telesalud, telemedicina, mHealth, salud digital y eHealth. Por ello, cuando se les cita en conjunto se refieren a la atención habilitada por tecnología. Para ello, se juntan tecnología médica, equipos y comunicaciones digitales.

Regresando al ejemplo del reloj, con este tipo de artefactos es que la salud digital amplía el concepto de e-Salud. Justamente, por que se apoya en dispositivos inteligentes conectados. Sobre todo, de uso regular por parte de los consumidores de tecnologías digitales. Y sabemos que un reloj está conectado registrando datos en la nube, datos que son útiles para muchos actores.

Salud Digital y Big Data
Imagen: Pixabay

Actores no tradicionales

La disrupción digital está siendo impulsada por actores que tradicionalmente no han sido parte de la atención médica. Entre los principales están las grandes empresas tecnológicas, las empresas de telecomunicaciones y los emprendedores digitales.

Mientras otros siguen con prácticas tradicionales no digitales, las grandes empresas multinacionales como Amazon, Meta, Google, Apple, Uber y Salesforce están invirtiendo en salud. A su inversión se suma la innovación, están desarrollando modelos de provisión de salud disruptivos, capaces de cambiar los modelos tradicionales de atención médica. Muchos de ellos, de respuesta inmediata y a escala mundial como por ejemplo, los diagnósticos con Inteligencia Artificial, la comparación de casos en bases de datos online que no depende de fronteras físicas ni de horarios. Todo, todo parece cambiar de manera acelerada.

Más allá de un día para hablar de salud, todos los días se debe cuidar. ¿Cuida su salud con tecnología? Por mucho tiempo, la tecnología ha sido una aliada para grandes cambios. Sin dudas, en el cambio de Salud Digital es romper el paradigma de que no es posible ir más allá de la atención presencial.

«No es una buena medida de la salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.»

-Jiddu Krishnamurti
Imagen: Pixabay

El ciudadano en el centro de la Salud Digital

Los expertos en salud digital coinciden en que el ciudadano es el centro de la Salud Digital y que Big Data es necesaria para ofrecerla. Ahora bien, ese ciudadano es más consciente de sus necesidades y las demanda. En esencia, deja de ser un observador y se involucra en el cuidado preventivo de su salud. Por esta razón, investiga, invierte en dispositivos y los utiliza. ¿Qué une a ambas partes? un actor invisible y requerido: la red. Es así, porque Internet propicia que se comuniquen, que los datos se compartan y se guarden. ¿Y detrás de la red qué se requiere? Un proveedor de confianza experto en Big Data y en ciberseguridad.

En una sociedad y en una economía digital, los datos que se originan fuera del sistema de salud no podrán ser ignorados o minimizados por los servicios de salud. Muchas mediciones tradicionales son reemplazadas o complementadas por monitoreo continuo a través de dispositivos siempre activos, como es el caso de su reloj deportivo que mide latidos, pulsaciones, presión y más. Sí, habrá grandes cantidades de datos de otras fuentes que se integran al compromiso de cuidar de la salud.

Sobre relojes digitales y su rol en la transformación digital tenemos un artículo que recomendarle: «Smartwatch datos en su muñeca.«

De por sí la era digital promueve la convergencia y el manejo de dispositivos móviles por gran parte de la población. ¿Cómo cerramos este artículo? En conclusión ya sabemos que la Salud Digital depende del buen uso de Big Data. Así también, que hay convergencia de roles, los datos son necesarios para los procesos de salud digital.

Por tanto, recuerde que Salud Digital es una de las tendencias que más fuerza tendrá en estos años ¡es momento de prepararse!

Comparte

Comentarios