Seguridad y ciberseguridad en el trabajo

Tigo Panamá | 22 de abril, 2022

Seguridad y ciberseguridad en el trabajo

Comparte

Seguridad y ciberseguridad en el trabajo son dos áreas que cuidar. Desde dentro de la organización y fuera de ella, se requiere un alto compromiso para asegurar la protección a todos. Lo anterior incluye los activos, las personas y también, la propiedad intelectual. Es decir, en estos tiempos de digitalización, todo proceso que se realiza para llevar adelante una empresa debe protegerse.

Hasta el punto anterior, es comprensible que exista una necesidad que sigue aumentando. Ya lo tenía claro el filósofo Aristófanes “La desconfianza es la madre de la seguridad”. Tan solo basta un poco de confianza para que un hacker experto encuentre como vulnerar un sistema que parecía seguro.

Tanto la seguridad física como la ciberseguridad son asuntos de gran importancia, no solo para empresas, para todo aquel que trabaje. Sea en el sector que sea, los ataques y las vulnerabilidades son temas de día a día.

De hecho, países con grandes cantidades de organizaciones no gubernamentales, como es el caso de Panamá, son un blanco interesante para los ciberdelincuentes. No crea que solo atacan a corporaciones bancarias o de seguros, hay otros atractivos en el sector público. Por eso, hay que proteger todo tipo de negocios e instituciones.

Según el Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad, la definición de seguridad es la ausencia de peligro, daño o riesgo, así como a la sensación de confianza.

Cuando se trata de diferenciar entre seguridad y ciberseguridad en el trabajo es necesario partir de las diferencias y similitudes. Siendo así, continuemos, con más detalles, en los próximos subtemas.

Seguridad

Tanto en el ámbito público como en el privado la seguridad es muy valorada. Es por ello, que muchas personas al momento de invertir en una vivienda se preocupan por la seguridad, tanto del entorno como de la estructura. Igual sucede con los empresarios, antes de invertir su dinero, quieren alguna garantía de seguridad. Y es que la seguridad está allí, no se ve, pero, se percibe y se busca en todo momento de la vida humana.

Así como sucede con otros temas, gestionar el riesgo supone invertir y estar conscientes de que las amenazas, las probabilidades y las ocurrencias se deben cuidar diariamente. Siendo las amenazas de seguridad un asunto que involucra todas las áreas de la empresa sería poco realista creer que con un servicio de monitoreo es suficiente. Debido al valor de los datos e información y a la fragilidad humana en cuanto a seguridad se refiere hay que planificar la seguridad.

“La conciencia del peligro es ya la mitad de la seguridad y de la salvación.”

Ramón J. Sénder

¿Qué tipo de seguridad requiere su trabajo?

En principio, la respuesta depende de su realidad y su entorno. Por ejemplo, hay quienes cuidan la seguridad física porque se arriesgan cada día. Un caso típico es la limpieza de vidrios en edificios. Es por todos conocidos que requieren pólizas de seguro de vida y accidentes, equipo y procesos que se cumplan a cabalidad. Asimismo, este tipo de trabajo y por temas de seguridad, prohíbe el uso de aparatos que hacen que el individuo se distraiga, como lo es un celular.

Por otro lado, encontramos trabajos que precisan de altos niveles de seguridad y confidencialidad, en estos casos, los accesos a las instalaciones son custodiados con recelo.

De igual manera, quien trabaja en casa, pero usa documentos e información sensitiva, debe seguir normas de seguridad y a pesar de estar en un entorno de confianza, apagar equipos y cerrar sesiones

Los ejemplos anteriores, demuestran que la seguridad está en todo tipo de trabajo, en muchos de ellos, se requieren más de dos o tres tipos de seguridad. Así, custodiar las instalaciones, proteger a los empleados, establecer medidas de control y planes de seguridad privada son apenas algunas medidas de seguridad.

Otro tema a recordar es que la seguridad pública es responsabilidad tanto del individuo como del estado. En suma, la seguridad es competencia de todas las personas, independientemente de su actividad.

Desde el punto de vista del riesgo, el análisis de una organización se busca identificar vulnerabilidades y fijar una acción de control para cada una de ellas. Sea medidas para riesgos físicos o cibernéticos.

Ahora, pasemos al concepto ciberseguridad en el trabajo ¿cuán necesaria es?

Imagen: Pixabay

Ciberseguridad en el trabajo

Si existe un área que cuidar es el trabajo. Allí, se dan los casos más difíciles de ciberseguridad. Por ello, en el rol de empleado o empleador no corra riesgos.

Al trabajar, cada persona es responsable de su equipo o al menos así se cree. Por ello, es necesario reportar cualquier situación que ponga en riesgo. Existen una variedad de medidas que aportan a la ciberseguridad en el trabajo. A continuación, algunas:

  • Evite compartir o dejar en sitios visibles.
  • Siempre bloquee la sesión al levantarse de su puesto de trabajo.
  • Límite el uso de dispositivos de almacenamiento externo.
  • Guarde toda la documentación sensitiva bajo llave. Nunca la dejé a la vista de todos.
  • Si es necesario destruir información siga un procedimiento seguro. (trituradora y luego, descarte seguro.)
  • Siga las políticas de ciberseguridad de la empresa.
  • No confíe de personas que se saltan los procedimientos de ciberseguridad.
  • Al usar dispositivos personales evite compartir información de la empresa.
  • Jamás preste su ordenador de trabajo a desconocidos.
  • Si viaja con equipo no se conecte en redes públicas. (Igual, si trabaja en un café o lugar público).
  • Al momento de descartar equipo siga procedimientos seguros, elimine los archivos de forma permanente.
  • Actualice programas y use contraseñas seguras.
  • Cumpla con las normas de uso de correo electrónico e internet.
  • Si tiene dudas, consulte con el equipo de seguridad.

Aun siguiendo estas recomendaciones hay riesgos, por lo tanto, evite el exceso de confianza. Mientras usted cree estar seguro, hay millones de ataques maliciosos sucediendo en la red.

En caso de ser un emprendedor adapte los protocolos básicos y pida ayuda a su proveedor de servicios para mantener su Pyme segura.

Y finalmente, y muy importante, asegúrese de comprender las políticas de confidencialidad y los protocolos de ciberseguridad. Nunca se sabe cuándo será necesario ponerlos en práctica.

Comparte

Comentarios