Tienes una huella digital y derecho al olvido

Tigo Panamá | 26 de octubre, 2021

Tienes una huella digital y derecho al olvido

Comparte

La huella digital es el rastro al navegar en Internet. Es decir, que cada vez que haces “click” o das un “me gusta” en las redes sociales dejas información personal. Igual, al usar una aplicación desde tu celular o tu computadora, dejas datos personales. Así, sin darte cuenta los datos que genera tu actividad en Internet crean lo que se llama “huella digital.” Aunque se mencione poco, al igual que todos, tú tienes una huella digital y derecho al olvido. ¿A qué se refieren?

Contrario a las huellas que dejas al pisar en la arena, en la red parecen ser permanentes. Es más, sin importar cuando tiempo estés conectado o que páginas visites hay un rastro que seguir.

¿Sabías que gran parte de los empleadores busca los perfiles de las personas en la red? Sí, todo cuanto haces o dices queda en ese sitio virtual y en ocasiones, puede afectar tu reputación.

Según el blog de Internet Society la huella digital es un retrato que ayuda a las empresas a orientar el contenido enviado a consumidores específicos. También, a los empleadores le permite investigar a sus candidatos. Y finalmente, a los anunciantes les da la capacidad de rastrear el movimiento en sitios web.

Por su parte la Biblioteca Central de la UNAM dice que las huellas digitales son el resultado de las interacciones entre usuarios y tecnologías digitales.

Casi siempre, son generadas cuando se utilizan dispositivos y aplicaciones móviles. Aunque lo cierto es que la mayor parte de la información sobre un usuario en Internet la ha compartido él mismo, debería poder corregirse. Es por ello que en la Unión Europea existe una reglamentación llamada «Derecho de supresión.»

Ahora bien, si de algo debes estar convencido es que «hagas lo que hagas en línea siempre estarás dejando huellas digitales.»

Tu huella digital vale más de lo que parece

En el caso de la definición de huella digital la UNAM indica que la huella digital puede ser de dos tipos:

  • Directa o voluntaria: Información publicada en redes sociales, correos electrónicos, reacciones en redes sociales, ubicación en tiempo real, gustos y preferencias.
  • Indirecta o involuntaria: Información que intercambia dispositivos conectados, IoT, teléfonos móviles, datos de navegación y geolocalizacion.

¿Cuán valiosa es la huella digital? Muy valiosa para terceros, por esa razón, las empresas invierten en tecnologías de rastreo, cookies y otros.

Ten presente que al usar internet, tu navegador le da los sitios web datos sobre el hardward de tu equipo. De igual forma, al momento que instalas aplicaciones móviles, aceptas que el sistema operativo comparta información del hardward con esa aplicación.

¿Recuerdas cada ocasión en que has aceptado términos y condiciones sin leer el contrato? Pues bien, accediste a compartir datos y darle acceso a tu dispositivo.

Sin dudas, se puede decir que la navegación en la red deja un rastro casi que imborrable. Y qué decir de los celulares que llevas contigo a todas partes.

«Los Smartphones son los aliados por excelencia del registro de rastros digitales.»

Imagen: Pixabay

Internet casi nunca olvida

Los consultores de Deloitte lo explican de forma sencilla: “Aquí la regla a seguir es simple: Cada vez que publicamos algo en una red social perdemos el control sobre ese contenido. Aunque lo borremos, quedará como mínimo registrado en los servidores de la red social y cualquiera que lo haya visto puede haber hecho uso de esa información, ya sea difundiéndola o copiándola.”

Por ese motivo, hay que borrar el historial de navegación cada cierto tiempo, e incluso navegar en modo incógnito. También, es útil buscar tu huella digital en la red y de encontrar algo que no te guste proceder.

En ocasiones, puedes borrar cuentas antiguas y aplicaciones que ya no sean útiles. De igual manera, es posible comunicarse con los administradores de las páginas y pedirles que editen o eliminen información.

Otro de los buenos hábitos es configurar el ajuste de privacidad de forma que la información no sea pública. Así evitas aparecer en la red. Pero, ten cuidado, antes de borrar una aplicación configura los ajustes de privacidad y luego procede a eliminarla. ¿Por qué? porque los datos e información compartida siguen estando allí. Aunque la borres de tu lado la información puede estar online.

Tienes una huella digital y derecho al olvido

Luego de conocer la definición e implicaciones de la huella digital hay que saber que es el derecho al olvido. En palabras simples es tu «derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a tus datos personales no aparezcan en los resultados de una búsqueda en internet realizada a partir de tu nombre.»

En todo caso, es el derecho a limitar la difusión universal de datos personales en los buscadores generales cuando la información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima. Y aunque está vigente en Europa, la buena noticia es que en Latam se está replicando y por temas de negocios entre mercados, ya hay empresas que lo usan por igual.

La normativa de protección de datos establece que para ejercer el derecho de supresión (y, por tanto, el ‘derecho al olvido’) es imprescindible que el ciudadano se dirija en primer lugar a la entidad que está tratando sus datos, en este caso al buscador. Para ello, los buscadores más populares cuentan con formularios de peticiones de ejercicio de este derecho.

Si te interesa saber más te dejamos el enlace a esta normativa: Guía general del derecho al olvido

¿Hay derecho al olvido de la huella digital en Latinoamérica?

Para empezar la respuesta es sí, tienes una huella digital y derecho al olvido. En efecto, sobre derechos digitales el Whitepaper «EL DERECHO AL OLVIDO DE EUROPA EN AMÉRICA LATINA» de Daphne Keller- The Center for Internet and Society explica su aplicación.

Cabe destacar que el Centro para Internet y la Sociedad de la Facultad de Derecho de Stanford es líder en el estudio de las leyes y las políticas en torno a Internet y otras tecnologías emergentes. Por ello, es tan importante que se fijen en lo que se hace en la región latinoamericana.

Según el documento América Latina tiene disposiciones de protección de datos que incluyen cláusulas similares a las de Europa. Por esa razón, le da a los dueños de los datos el derecho de:

  • Acceder
  • Rectificar
  • Cancelar
  • Objetar el tratamiento de sus datos personales.

Al final, la influencia de la ley de la Unión Europea es importante para Chile, Argentina, Uruguay, México, Costa Rica, Perú, Nicaragua y Colombia, que poseen leyes directamente modeladas a partir de las leyes de protección de datos de la UE. También lo es para Brasil, donde se han propuesto leyes similares.

Todo indica que la motivación principal es económica. Por eso siguen la ley de la Unión Europea y adecuan sus legislaciones por temas de comerciales y estratégicos con el continente europeo.

El derecho al olvido en Panamá

Según un artículo que lleva el mismo título El derecho al olvido en Panamá el concepto está relacionado con el «habeas data». Es decir, tenencia o almacenamiento de datos y la protección de datos personales. Indica el autor que puede definirse como el derecho a salvaguardar la reputación o procurar la tranquilidad de las personas al no ligarlas a acontecimientos que les afecten.

En principio, en el país existe la Ley No.81 sobre Protección de Datos Personales del 26 de marzo de 2019, publicada en la Gaceta Oficial No.28743 – A del 29 de marzo de 2019. Pero, al ser tan dinámica la actividad en la red se ha requerido definir y delimitar con mayor precisión otros temas jurídicos. Por ello, se da el Decreto Ejecutivo 285 del 28 de mayo de 2021 que vino a a llenar vacíos. Aunque aún se requieren abordar otros temas.

Mientras en Panamá no existe una legislación directa o mandato del derecho al olvido. Así como tampoco los medios de comunicación o plataformas digitales lo usan (Ley 22 de 2005) en otros países de Latinoamérica si hay avances.

Poco a poco, surgen iniciativas como el webinar “El derecho al olvido digital como un derecho humano” (2020). Evento del Instituto de Derecho y Tecnologías de la facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Católica Santa María la Antigua.

Antes de terminar este artículo, la sugerencia es cuidar la información que compartes en la red. Sin que puedas evitarlo, una vez está en la red, es de dominio público, fácil de ubicar y no la podrás controlar.

Comparte

Comentarios